El gobierno bonaerense definió el protocolo que se aplicará en las escuelas bonaerenses en caso de que aparezcan casos de coronavirus: si se trata de un caso sospechoso, se cerrará el grado o división donde se haya detectado por 14 días, mientras que si se confirma un caso se suspenderán las clases en todo el establecimiento también por dos semanas. 

La medida fue comunicada hoy por la Dirección General de Cultura y Educación a los directivos de las escuelas públicas y privadas de la provincia y forma parte del paquete de medidas que adoptó la cartera educativa tras la emergencia sanitaria que fue decretada ayer por el gobernador Axel Kicillof. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El protocolo de actuación determina que deben suspenderse de manera temporal los actos escolares y las actividades educativas que involucren a más de un curso o sección y, además, establece el procedimiento para que las autoridades de los establecimientos educativos puedan actuar para limitar la propagación del virus en las escuelas. 

En concreto, si se notifica que un estudiante o docente es “caso sospechoso”, las autoridades de la escuela deben proceder al cierre del grado o sección hasta que esté el resultado del test de laboratorio o por un plazo de 14 días corridos. Si se tratara de personal auxiliar o de docente que no esté frente a un curso, corresponde “autoaislamiento obligatorio” hasta el resultado del test o por 14 días corridos. 

En tanto, si se confirma un caso de coronavirus deberá suspenderse el dictado de clases en toda esa escuela, también durante 14 días corridos. Para los casos en que sea necesario permanecer en aislamiento, se justificarán en forma excepcional las inasistencias de estudiantes y docentes. 

La cartera educativa, a cargo de Agustina Vila, distribuyó a las escuelas dos protocolos más, también en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS): uno de correcta higiene y cuidado personal para prevenir el virus y otro para orientar al personal auxiliar de las escuelas en las tareas de limpieza y desinfección. 

El primero explica el procedimiento para un correcto lavado de manos, los cuidados al toser o estornudar, no llevarse las manos a los ojos y nariz, desinfectar los objetos y ventilar ambientes. Sugiere también, evitar compartir mate, vasos, botellas o platos. 

El segundo determina los procedimientos de higiene en tres momentos secuenciales: limpieza, desinfección y ventilación, tanto de superficies como de ambientes, teniendo en cuenta la especificidad de los diferentes materiales existentes en la escuela (mosaico, madera o plástico, por ejemplo) y de los lugares de mayor utilización (picaportes, teclados) como así también los baños de estudiantes y docentes. 

Por último, la cartera educativa puso en marcha un plan de Continuidad Pedagógica para garantizar las trayectorias educativas en caso de que haya estudiantes que no puedan concurrir a la escuela por un tiempo. El programa facilitará materiales pedagógicos y didácticos que acompañen las propuestas de enseñanza de los niveles y modalidades, según lo planificado para el ciclo lectivo 2020.