Los niveles de contagios que genera la tercera ola de la pandemia de coronavirus en la Argentina hacen sentir sus efectos. Mientras las terapias intensivas permanecen lejos del colapso de las olas anteriores, la atención primaria es la más impactada. En Rosario, tres hospitales debieron restringir la atención de pacientes y solo reciben «urgencias». Es por los contagios de coronavirus registrados entre el personal de la salud.

A esa baja se suma al hecho de que muchos otros, entre médicos y enfermeros, se tomaron las vacaciones reglamentarias para descansar. «Trabajamos todos los días para tener los servicios de salud abiertos, pero a veces es muy difícil planificarla en un escenario de contagios donde la atención y la garantía del sistema en guardias y centros de salud sigue siendo con mucha dificultad», señaló este lunes el secretario de Salud de la Intendencia de Rosario, Leonardo Caruana, al admitir restricciones en la atención primaria pública.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, el Sindicato de Médicos -AMRA- informó que en los hospitales de Emergencias, Eva Perón y el de Niños -Zona Norte- de Rosario desde hoy solo se atenderán consultas y derivaciones que se consideren de «urgencia». Desde AMRA ya habían planteado situaciones críticas, como la de la maternidad del Hospital Roque Sáenz Peña. A principios de mes, con “más de la mitad del personal contagiado” planteaban la necesidad de cerrar ese sector.

«Estamos con serios problemas en la cobertura de los planteles médicos, hay varios compañeros que están con coronavirus y se van reintegrando después de la semana de aislamiento, pero van cayendo otros», explicó Nayla Porreca, médica delegada de AMRA en el hospital de Emergencias-Heca- de Rosario.

Según la profesional, «tal situación -de contagios- resiente la atención de las guardias, por eso decidimos restringirla», añadió en declaraciones a Radio 2 de Rosario.

Al respecto, consignó que a raíz de la situación, «desde el fin de semana se comenzó a aplicar un triage en el ingreso a las guardias que determinan la gravedad de la consulta y prioriza aquellas situaciones que requieren atención urgente».

Sobre la situación epidemiológica en Rosario, Caruana señaló «que todos los indicadores vienen en crecimiento y claramente el diferencial ha sido la tasa de positividad que está cerca del 80%». En declaraciones a Radio 2 de Rosario, añadió que “esto habla claramente de la transmisión y circulación de la variante Ómicrón”.

Sobre el nivel de inmunización en la ciudad, Caruana aseguró: «estamos en un 92% de la población total con esquema completo, esto hace que la afectación respiratoria sea baja, por lo que hay mucha ocupación de camas generales transitorias, sin gravedad respiratoria».