Nicolás Silva desapareció el martes luego de salir del trabajo con 70 mil pesos. La familia intentó comunicarse con él a través del handi, pero atendió otra persona, que no se identificó ni brindó información.

Nicolás, de 28 años, trabajaba como “arbolito” de una financiera en el microcentro desde hacía cuatro años. Se retiró del trabajo a las 11 de la mañana del martes, con ese dinero, para realizar un trámite. Sin embargo, nunca llegó a su casa. A las 11:30, habló por celular con su esposa Jésica, en una charla cotidiana que se extendió hasta las 12:05. Fue la última comunicación.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cerca de las 16, desde la casa de cambio intentaron comunicarse con él, pero el celular ya no respondía. Además, del móvil, Nicolás tenía un handi y su esposa intentó por esa vía. La atendió un hombre que, según la esposa, respondía incoherencias, no modulaba de manera correcta y decía desconocer a Nicolás.

La última vez que lo vieron fue en la esquina de Florida y Perón, alrededor de las 15:30.