La cartera sanitaria pasará a utilizar lenguaje y comunicación no sexista e inclusiva en las producciones, documentos, registros y actos administrativos de todos los ámbitos del Ministerio y sus organismos descentralizados. Así lo dispuso una resolución firmada por la ministra Carla Vizzotti, en el marco de los 10 años de la sanción de la Ley de Identidad de Género.

“Esta resolución es mucho más que una “e”, y a todas las personas que lo quieren reducir a eso, las convocamos a que se informen, consulten y se pongan en el lugar de las otras personas que hasta ahora no se sintieron incluidas en las políticas del Estado”, manifestó la ministra durante el acto realizado en el Salón Ramón Carillo del Ministerio de Salud.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La ministra puso en valor las acciones desarrolladas por la cartera sanitaria durante la gestión iniciada en diciembre de 2019, “desde crear la Dirección de Géneros y Diversidad y la Dirección Nacional de Abordaje por Ciclo de Vida, incluyendo a las juventudes y las personas mayores, hasta cambiarle el nombre a la Dirección de Sida por Dirección de Control de VIH y a la Dirección de Maternidad e Infancia por Dirección de Salud Perinatal y Niñez”.

Y agregó que “desde el Ministerio de Salud se busca ampliar derechos, visibilizar realidades, llegar con acceso, con calidad y con equidad a toda la población. Y para que más personas tengan más derechos se necesita un marco legal, decisión política e involucrar a la sociedad”.

La Ley 26.743 de Identidad de Género, sancionada el 9 de mayo de 2012, dispone que toda persona tiene derecho al reconocimiento y libre desarrollo conforme a su identidad de género, entendiéndola como la vivencia interna e individual del género, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento. “Esto incluye la vivencia personal del cuerpo, y puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido”, remarcaron desde Salud.

Durante el acto la cartera sanitaria presentó los avances del trabajo realizado por la Mesa de Trabajo para la Transversalización de la Perspectiva de Género y Diversidad en los Sistemas de Información  de Salud,  que tiene por objetivo realizar las modificaciones necesarias en los instrumentos de registro de información sanitaria, producir información e indicadores acerca de la población usuaria para mejorar el diseño de las políticas, y revisar y adaptar los estándares semánticos a la legislación vigente en materia de géneros y diversidad.

La directora nacional de Sistemas de Información, Cintia Speranza, presentó los cambios introducidos en la historia de salud integrada y la incorporación de la perspectiva de géneros y diversidad en los estándares semánticos. En tanto, desde la Dirección Nacional de Fortalecimiento de los Sistemas Provinciales, Mariana Rolla, compartió detalles de la experiencia de trabajo hacia un plan de servicios de salud inclusivo del Programa Sumar y del uso del campo género del Programa Proteger.

“Tenemos la convicción de que es muy importante generar acciones y políticas sanitarias para acompañar las niñeces y adolescencias trans, travestis y no binaries, y trabajar también en el acceso a la salud sin discriminación de personas adultas. Tenemos que llegar desde el Estado con asistencia desde una mirada empática y que visibilice las diversidades”, añadió Vizzotti.

Y adelantó que están conformando un grupo consultivo de  especialistas sobre procedimientos seguros de modificación corporal con el objetivo de analizar y generar evidencia científica “en un camino donde no hay mucho recorrido a nivel mundial. Mejorar los indicadores de salud aumenta la esperanza de vida y esto es una deuda que tenemos con la población travesti trans. Necesitamos que esa expectativa de vida se prolongue y que sea acompañada de calidad, dignidad y amor”.