Tras conocerse que en Rosario se sumaron 287 casos este viernes, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, anunció una serie de medidas para endurecer el aislamiento social en los departamentos de Rosario, San Lorenzo, General López, Caseros y Constitución por, al menos, 14 días.

Las medidas anunciadas se pueden encuadrar en lo que el presidente, Alberto Fernández, llamó como apretar el botón rojo y volver, o acercarse, a la fase 1 que limitaba de gran manera la circulación de personas, y por lo tanto, del virus.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En estos departamentos quedaron suspendidos:

-Los comercios mayoristas y minoristas de rubros no esenciales,

-La apertura de locales gastronómicos

-Los shoppings

-El ejercicio de corredores, martilleros, inmobiliarias y mudanzas

-El servicio de personal doméstico

-Las actividades religiosas

-Las obras privadas

-La pesca deportiva

-Las peluquerías, manicurías, cosmetología y podología

Este mismo viernes, el ministro de Salud, Ginés González García había anunciado la ampliación de equipamiento sanitario para la provincia de Santa Fe y la cobertura de atención a quienes no posean obra social o prepaga. Pero más allá de las medidas, había advertido que “cualquiera sea la ampliación que se haga, si nosotros no paramos o disminuimos el nivel de los contagios -que tiene que ver con el nivel de circulación de la gente- cualquier sistema de salud del mundo, por muy generoso que sea, termina no pudiendo cumplir con sus objetivos”.