La Corte Suprema resolvió que la disputa judicial entre Diego Armando Maradona y su exesposa Claudia Villafañe por un reclamo de múltiples y millonarios bienes que incluyen los objetos que coleccionó el exfutbolista a lo largo de su carrera se dirima en el fuero en lo Penal Económico.

Cuatro años después de que Villafañe declarara como imputada en el juzgado penal número 15 de la Capital Federal, acusada por su exmarido de haberle ocultado bienes comunes en el juicio de divorcio, la Corte entendió que las denuncias de Maradona involucran eventuales delitos que incluyen la evasión fiscal agravada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En su último acuerdo, el máximo tribunal, con las firmas de los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti, resolvió que las demandas de Maradona –hoy convaleciente de un complejo cuadro clínico- queden en manos del juez Javier López Biscayart.

Según el reclamo judicial, el ex capitán de la selección argentina de fútbol le reprochó a su exesposa por “su gestión en la administración y disposición de los bienes que le fuese confiada por un poder general, en la que no habría realizado la rendición de cuentas y puesto a disposición (de Maradona) de los fondos constituidos por el capital y la renta del patrimonio administrado”.

...
(Foto: Prensa)

Según documentación a la que tuvo acceso Tiempo, en el expediente se investiga “la presunta participación de Villafañe en la compra y posterior venta de un departamento en los Estados Unidos -en la que habría simulado su estado civil- que luego no habría sido incorporado en el acuerdo homologado de distribución de bienes de la sociedad conyugal con motivo de la sentencia que decretó su divorcio vincular de Maradona”.

“Con posterioridad, durante la vigencia del poder general, se habría determinado que Villafañe y sus hijas habrían constituido distintas sociedades en el exterior, las que habrían participado en la compra y venta de diversos inmuebles en ese país de Norteamérica”.

El procurador general de la Nación interino, Eduardo Casal, precisó además que “Villafañe habría adquirido departamentos en la provincia de Buenos Aires y en esta ciudad” y además tendría “depósitos de dinero en un banco de la ciudad de Miami, en otro de la República Oriental del Uruguay y también en una entidad bancaria de la Confederación Suiza”.

Maradona, a través de su apoderado, el abogado Matías Morla, también le achaca a Villafañe el delito de “defraudación por la retención de los objetos logrados en su carrera deportiva, los que mantenía en posesión y custodia luego de su separación”.

La pelea judicial del ex matrimonio escaló hasta multiplicarse en causas entrecruzadas. En lo que hace al reclamo de Maradona, la primera causa se inició en la justicia nacional por la presunta comisión del delito de estafa procesal. Luego en ese mismo fuero se acumularon otras dos causas en las que se investigan los delitos de administración infiel y retención indebida.

En el fuero Penal Económico tramita un expediente por la presunta infracción a la ley penal tributaria, por la presunta evasión de impuestos nacionales en relación con los bienes que administraba.

Según el dictamen de Casal, Villafañe “habría exteriorizado tres inmuebles y dos cuentas bancarias, todos ellos situados en los Estados Unidos de América, en los términos de la ley de sinceramiento fiscal, sancionada en 2016, a principios del gobierno de Mauricio Macri en el marco de lo que llamó eufemísticamente en aquel momento “Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados”.

El uno por el otro, la jueza penal porteña Karina Zucconi y el juez penal económico López Biscayart entendieron que era el otro el que debía intervenir. El procurador Casal opinó que eran causas distintas y debían tramitar por separado. De hecho, así venía ocurriendo hasta ahora.

Villafañe había sido sobreseída en el fuero penal y en plena pandemia, a fines de julio, la Cámara en lo Penal Económico había revocado un fallo similar a su favor. Pero la Corte definió que todo se focalice en un solo magistrado, en este caso López Biscayart, quien de ahora en más se hará cargo de todo el paquete judicial de Maradona contra su ex mujer.