Alejandro Biscardi, el joven acusado de correr picadas a 240 km por hora en la Autopista Illia y la avenida 9 de Julio, se presentó en la fiscalía tras pasar algunos días prófugo de la justicia.

Biscardi aceptó someterse a un juicio abreviado y será condenado a penas de prisión, inhabilitación para conducir y decomiso de su camioneta Dodge Ram, informaron hoy fuentes judiciales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La misma pena recibió el piloto de Top Race Alejandro Radetic, quien conducía el otro auto que el pasado 23 de abril corrió una picada en plena Ciudad.

Sobre Biscardi pesaba una orden de captura. Acompañado por su abogado defensor, el miércoles por la noche se presentó ante el Fiscal a cargo del caso, Gonzalo Viña, y reconoció su responsabilidad en los hechos.

Las fuentes judiciales agregaron que acordó la realización de un juicio abreviado por el que será declarado “culpable de conducción riesgosa en concurso real con daño agravado”.