La diputada nacional Carolina Gaillard (FdT) presentó el proyecto de la nueva ley de VIH, que busca dar una respuesta integral a personas con VIH, hepatitis virales, tuberculosis e infecciones de transmisión sexual. El texto lleva la firma de más de 40 diputados y diputadas de todos los bloques del Congreso. “Este proyecto es el resultado de años de trabajo articulado entre las organizaciones y redes de personas con VIH, los organismos estatales involucrados y las comisiones de la Cámara”, explicó la legisladora entrerriana. 

El proyecto ya perdió estado parlamentario tres veces y al no haber sesiones extraordinarias en febrero, el 3 de marzo, se presentó una vez más en el Congreso, impulsado desde las organizaciones. En 2021, pese a las demoras propias de la pandemia, la falta de puesta en agenda y con algunas modificaciones en el texto, el proyecto tuvo Dictamen de las Comisiones de Salud y de Presupuesto. Al terminar el año sin novedades, gracias a la presión de las organizaciones sociales, la misma fue incluida en el temario de sesiones extraordinarias convocadas el 20 de enero por el Presidente de la Nación a través del Decreto 52/22. Para ello se habían realizado acciones en redes sociales, el envío de una carta a Alberto Fernández firmada por más de 1.000 personas, y se juntaron 10.000 firmas por la ley, en un día, en una actividad en simultáneo en 30 ciudades del país.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Venimos a proponer una reforma integral a una ley que cumple exactamente 30 años, y que con el transcurrir del tiempo y el devenir de las experiencias vivenciadas y compartidas por las personas con VIH de nuestro país, se hizo evidente que no podía ser abordada ni tratada solamente como una problemática de salud, requiriendo intervenciones interdisciplinarias”, declaró la diputada Gaillard, ponderando el trabajo de las organizaciones sociales, científicas y referentes en el tema que vienen impulsando la iniciativa desde el año 2014.

Desde la organización Ciclo Positivo declaran que ya no hay más tiempo. La respuesta debe ser integral porque incluye investigación, prevención, diagnóstico, tratamiento, cura, rehabilitación, cuidados paliativos, reducción de riesgos y daños y eliminación del estigma, discriminación y criminalización hacia las personas con VIH, Hepatitis, TBC e ITS. La respuesta también debe ser intersectorial porque incluye abordaje interdisciplinario, desde todas las áreas del Estado, no solo el Ministerio de Salud, y se prevé mayor acceso a la información y educación y sensibilización de la población. La nueva ley dará marco y comprometerá el trabajo de todos los ministerios, sociedad civil, instituciones educativas y sanitarias, sindicatos, empleadores y otros actores sociales.

El proyecto de ley, que lleva el número 304-D-2022, fue acompañado por los diputados y diputadas Daniel Gollan, Cecilia Moreau, Gabriela Estévez, Maximiliano Ferraro, Silvia Lospenato, Myriam Bregman, Leonardo Grosso, Gabriela Lena, Mara Brawer, Mónica Macha, Blanca Osuna, Romina Del Pla, Nicolás Del Caño, Enrique Estévez, Itaí Hagman, Jimena López, Marcela Passo, Estela Neder, Mónica Litza, Marcela Vessvessian, Pamela Calletti, Graciela Landriscini, Verónica Caliva, Hilda Aguirre, Nancy Sand, María Martínez, Tanya Bertoldi,  María Allianiello, Varinia Marin, Agustina Propato, Graciela Caselles, Fabián Borda, Cristina Brítez, Gabriela Pedrali, Jorge Romero, Alejandro Vilca, Carolina Yutrovic, Mabel Caparrós, Estela Hernández, Alicia Aparicio y Alejandra del Huerto Obeid.