Araceli Fulles sufrió un estrangulamiento con un lazo, según las primeras conclusiones forenses a las que arribaron los peritos que realizaban la autopsia en la morgue del Hospital Carrillo, informaron fuentes de la investigación. Además, se determinó que el cuerpo llevaba aproximadamente más de 20 días sin vida. Esto coincide con la fecha de desaparición de Araceli por lo que se presume que la mataron casi inmediatamente.

Los restos humanos de Araceli, la joven de 22 años desaparecida desde el 2 de este mes en la localidad de Villa Ballester, fueron encontrados anoche en una casa del partido bonaerense de San Martín.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Quedaron detenidos cuatro personas sospechadas de haber estado junto a la chica la madrugada en que fue vista con vida por última vez, al tiempo que buscan como principal acusado a un quinto hombre que reside en la vivienda involucrada. 

Además, tres oficiales de la Policía Bonaerense fueron desafectados de la fuerza por la Auditoría General de Asuntos Internos.

Se trata del subcomisario Hernán Humbert, titular de la comisaría octava de San Martín; del oficial principal José Gabriel Herlein, numerario de la comisaría quinta de San Martín; y del oficial subinspector Elián Ismael Avalos, integrante del Comando de Patrullas de Tres de Febrero.

Avalos es hermano de dos de los cuatro detenidos por la misma causa -Jonathan y Emanuel-, por lo que se lo separó preventivamente, mientras que los otros dos agentes desafectados estaban a cargo del rastrillaje para buscar a Araceli, cuyo cuerpo -se sospecha- sería el hallado anoche en un casa de José León Suárez. 

Además fueron apresados dos compañeros de trabajo del prófugo, acusados de haberle avisado que lo estaba buscando la Policía, lo que le permitió huir. Según las fuentes, los restos fueron encontrados esta tarde en una vivienda situada en Alfonsina Storni 4477, casi esquina 9 de Julio, en la localidad de Loma Hermosa, de San Martín, en el noroeste del conurbano, a 12 cuadras de donde familiares, amigos y vecinos realizaban desde las 18 una marcha para pedir por la aparición con vida de la chica. 

Fuentes judiciales informaron a Télam que en esta casa reside un hombre identificado como Diego Badaracco (29) que esta mañana declaró como testigo en la causa y dijo que estuvo con Araceli la madrugada en que ésta desapareció pero que él no sabe a dónde se dirigió ella cuando se separaron.

A su vez, los pesquisas ya habían allanado esta vivienda pero en esa oportunidad los perros rastreadores no detectaron nada sospechoso, por lo que creen que entonces no había restos humanos en el lugar y que éstos fueron llevados hasta allí luego de ese procedimiento, dijeron los informantes.

El vocero consultado precisó que cuando esta tarde volvieron a inspeccionar el inmueble, los perros del Cuerpo Canino K-9 de los Bomberos Voluntarios de Punta Alta detectaron los restos a unos 45 metros de distancia.

Ante esta situación, los peritos de Policía Científica, los bomberos y personal de Defensa Civil profundizaron la requisa y debajo de unos escombros una pierna humana, dijeron los informantes.

Poco después de conocerse el hallazgo, varios familiares de Araceli se trasladaron desde el lugar de la marcha hasta la vivienda de Badaracco, quien, según sus vecinos, trabaja en un corralón de la zona y que hasta alrededor de las 17 fue visto realizando repartos por el barrio, aunque al momento de la llegada de la Policía no se encontraba en su domicilio.

“Estamos esperando”, dijo a la prensa Hernán Morelli, un tío de Araceli, quien no confirmó que los restos perteneciesen a su sobrina y, además, aclaró que la familia no conoce al sospechoso Badaracco.

Por ello, esta noche continuaban las diligencias en el lugar bajo las directivas de la fiscal de la causa, Graciela López Pereyra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial San Martín y quien se presentó en el lugar del hallazgo.

Las fuentes señalaron que la fiscal dispuso que los hermanos Jonathan (29) y Emanuel (25) Ávalos, Marcos Ibarra (32) y Carlos Damián Alberto Cassalz (35) queden detenidos por el delito de “homicidio agravado”, y dos compañeros de trabajo de Badaracco por “encubrimiento agravado”. Mientras que esta noche continuaba la búsqueda del principal sospechoso, que hacía los repartos del corralón en un camión en el que los peritos hallaron ADN de Araceli, ante lo cual, en su testimonial de esta mañana admitió que él tuvo sexo con ella a bordo de ese vehículo.

La familia de Araceli no tiene contacto con ella desde el domingo 2 de abril a las 7 de la mañana, cuando la joven le envió un mensaje a su madre, Mónica Ferreyra, diciéndole: “Vieja, prepará las cosas para el mate que estoy yendo para casa”, lo que nunca ocurrió.

Tras la denuncia de la familia de la joven, los investigadores siguieron varias pistas sobre lo ocurrido y el 18 de abril último, los perros rastreadores hallaron un monedero y un neceser de la joven en las calles Lynch Pueyrredón y Vicente López, en Villa Ballester, a unos 3 kilómetros de la casa de la calle Storni.

A su vez, el viernes último, Interpol emitió un alerta amarilla para activar la búsqueda internacional de Araceli y en su página web la describió como una joven de “1,65 de estatura, tez trigueña, cabellos largos color negro ondulados y ojos color marrón.

Posee un tatuaje (vaso tipo chop) en la oreja derecha”. Ademas, precisaron que “en su antebrazo derecho lleva tatuado el nombre de su mamá y en el izquierdo el de su papá”, y que entre el pecho y el hombro izquierdo tiene otro tatuaje con el nombre “Bautista”, así como una vieja cicatriz en la planta del pie y un corte reciente en la pierna izquierda con nueve puntos.

Ante la falta de noticias sobre su paradero, la familia de Araceli realizó varias marchas y criticó el desarrollo de la pesquisa, mientras que el ministerio de Seguridad bonaerense ofrece una recompensa de hasta 500.000 pesos a quien pueda aportar datos que permitan localizarla.

También podés leer: