La Asociación de Médicos Municipales (AMM) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y la agrupación Hospitales de la Ciudad, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), continúan este miércoles con el paro de 36 horas que regirá hasta esta medianoche, en un reclamo al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de «un aumento salarial por encima de la inflación y mejoras en las condiciones laborales».

Las trabajadores enfermeras, técnicos y terapistas nucleados en ATE-Capital también se sumaron a la huelga convocada por los médicos municipales porteños.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«La situación salarial no se soporta más en los hospitales. Obviamente, sabemos que no somos el único sector de la clase trabajadora en estas condiciones, pero la ciudad es rica, tiene recursos para fortalecer el presupuesto en salud, empezando por el salario de nosotras y nosotros, la primera línea», dijo Andrea Ramírez, enfermera del Hospital Ramos Mejía y referente de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE).

Desde ALE informaron además que durante la jornada de este miércoles colocarán en toda la ciudad unos 30 puntos de recolección de firmas en apoyo al proyecto de reconocimiento de enfermería como profesionales de la salud.

Por su parte, Héctor Ortiz, dirigente gremial de ATE-Salud en el Hospital Durand y la exCasa Cuna, dijo en declaraciones a Télam que la medida se desarrollaba «con un alto acatamiento de los trabajadores de los hospitales» porteños.

Para Ortiz, «los trabajadores de la salud, -que estuvimos y estamos en la primera línea de lucha contra la pandemia-, hoy nos tienen con salarios por debajo de la línea de la pobreza; por eso necesitamos con urgencia una recomposición salarial; reclamamos basta de despidos y el definitivo reconocimiento a la carrera profesional en la órbita de la salud».