Menguó la ola de calor en gran parte del país, pero siguen los incendios forestales. El Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) informó que hay focos activos en cuatro provincias: Misiones, San Luis, Corrientes y Río Negro.

De acuerdo con el reporte diario del organismo, los incendios en Misiones permanecían activos en los departamentos de Aristóbulo del Valle, El Soberbio y Garuhapé, donde operó un avión hidrante perteneciente al SNMF. En tanto en San Luis el foco activo se encuentra en Chacabuco.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En Corrientes, el departamento de Caa Catí tiene focos activos y se desplegaron siete brigadistas, una autobomba, dos camionetas de ataque inicial y un tractor pertenecientes al SNMF.

Allí, el gobierno provincial declaró la emergencia por los incendios forestales y rurales debido a que las llamas ya arrasaron con más de seis mil hectáreas de bosques y comenzaron a llegar muy cerca de las viviendas en Santa Ana.

El diario local El Libertador informó que el fuego se acercó tanto a los hogares que los vecinos pusieron a disposición el agua de sus piletas para colaborar con los bomberos voluntarios. Incluso uno de los focos ígneos, ubicado en la localidad de Mercedes, implica un peligro para la Reserva del Iberá.

En Río Negro, los incendios se activos encuentran en Bariloche, en el Complejo Lago Martín. Allí trabajan 32 brigadistas y personal de apoyo convocados por el SNMF y Parques Nacionales, junto al coordinador Regional Patagonia Ariel Amthauer.

El organismo precisó que las llamas fueron «controladas» en la localidad de Tolhuin, en Tierra de Fuego; en Anta, en Salta; en Junín, en San Luis; Apóstoles y San Vicente, en Misiones; en Ituzaingó, Santo Tomé I y II, La Cruz, en Corrientes. El SNMF informó también que en Sobremonte y Pocho, en Córdoba; en Aluminé y Collón Curá, en Neuquén, los incendios fueron «contenidos».