Las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Río Negro y Santiago del Estero comenzaron a implementar a partir de hoy el pase sanitario en forma obligatoria para acceder a distintas actividades consideradas de «riesgo epidemiológico», mientras Catamarca empezará a aplicarlo de manera progresiva a partir de Navidad, como estrategia para seguir incentivando la vacunación y aumentar la prevención ante el incremento de casos de coronavirus en todo el país.

A nivel nacional, el pase sanitario comenzará a regir el 1 de enero para mayores de 13 años con el esquema de vacunación completa para el caso de «locales bailables, discotecas, salones de fiestas, bailes o similares que se realicen en espacios cerrados, viajes grupales de egresadas y egresados, de estudiantes, jubiladas y jubilados o similares y eventos masivos organizados de más de 1.000 personas que se realicen en espacios abiertos y cerrados o al aire libre».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embargo, algunas provincias decidieron implementar el certificado de vacunación obligatoria en forma anticipada y con alcances incluso mayores, como la realización de trámites presenciales en organismos públicos y entidades privadas.

Tucumán fue pionera, a partir del 1° de diciembre, en institucionalizar la credencial para asistir a eventos masivos, gimnasios y recitales, al igual que Salta y Jujuy, mientras que en La Rioja se pidió el pase sanitario el último fin de semana para los asistentes al partido de fútbol de un equipo de grandes figuras de Boca y un combinado local.

El pase sanitario podrá ser acreditado a través de la aplicación «Mi Argentina» o «Cuidar – Sistema de prevención y cuidado ciudadano contra COVID-19» y podrán solicitarlo «todos los mayores de 13 años que cuenten con el esquema de vacunación completo, aplicado al menos 14 días corridos antes», según se informó oficialmente.

Para aquellos que no cuenten con un teléfono con acceso a la aplicación, también se permitirá el ingreso «a través del carnet de vacunación completa» que se expide en los centros de vacunación en forma de tarjeta o carnet, explicaron voceros oficiales.

Por su parte, en Santa Fe será obligatorio el pase sanitario también a partir de mañana para la realización de viajes grupales, ingresos a fiestas, discotecas, eventos masivos de más de mil personas, centros culturales, teatros, cines y gimnasios, casinos y bingos, y realización de trámites presenciales ante organismos públicos provinciales, entre otras actividades, así como para realizar trámites en oficinas públicas.

Mediante el decreto número 2915/21, firmado por el gobernador Omar Perotti, el Ejecutivo provincial adhirió a la Decisión Administrativa número 1198/21 de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, que estableció el pase sanitario para actividades consideradas de riesgo epidemiológico, y será aplicable a mayores de 13 años.

En tanto, el Gobierno de Córdoba tenía previsto implementar el pase sanitario a partir del 1 de enero. Sin embargo, y ante el aumento de casos durante la últimas jornadas y un brote de la variante Ómicron, adelantó su acreditación para poder acceder a «eventos recreativos, sociales y culturales de más de 1.000 personas, tanto en espacios cerrados como al aire libre, para asistir a competencias deportivas, viajes grupales de egresados, estudiantes, jubilados o similares».

Por su parte, el Ministerio de Salud de Río Negro estableció que a partir de mañana será obligatoria la presentación de la credencial para acceder a eventos cerrados de más de 1.000 personas, en viajes grupales y en locales bailables, pero no se aplicará para fiestas al aire libre.

La provincia de Santiago del Estero implementará la credencial para el acceso a las actividades y eventos masivos tanto públicos como privados en espacios abiertos y cerrados, medida que «insta a vacunar más contra el Covid-19, completar los esquemas y proteger a la gente», dijo el subsecretario de Salud, César Monti.

Desde Catamarca, el ministro de Seguridad, Gustavo Aguirre, anunció hoy que el pase sanitario «será una medida progresiva y para algunas actividades va comenzar a regir a partir de Navidad y Año Nuevo, y para otras va a comenzar desde el 1 de enero».

«En los boliches vienen aplicando el pase sanitario, entonces ya tienen la practica implementada y la gente ya está acostumbrada. Con el turismo y otras actividades vamos a esperar un poco más para poder dar tiempo al Estado a dictar los documentos legales y que también se comunique masivamente», adelantó Aguirre

A su vez, el ministro de Seguridad remarcó que durante las reunión con el Comité Operativo de Emergencia «todos hemos coincidido en que es necesario tomar medidas preventivas ahora para no tener que llegar a medidas más drásticas el día de mañana, atento a la situación epidemiológica que está viviendo el mundo»

«Hay confianza en que podemos trabajar en conjunto, el sector privado con el sector público, en pos de garantizar, por un lado, la salud pública de los catamarqueños y segundo que el sector privado pueda seguir llevando adelante su actividad normal y no sufrir prejuicios económicos», concluyó.