A pesar del lobby en contra, a medida que salen nuevas cepas se va acentuando la tendencia: Sputnik V resulta más efectiva que Pfizer. Con Ómicron no es la excepción: el 74,2% de los sueros de personas vacunadas con Sputnik V pudo neutralizar la variante de coronavirus surgida en Sudáfrica frente al 56,9% de los sueros de las personas que recibieron Pfizer. Así lo dictaminó un estudio reciente realizado por el Instituto Spallanzani en Italia y el Centro Gamaleya, desarrollador del inoculante ruso.

«Las dos dosis de Sputnik V proporcionan más de 2 veces títulos medios geométricos (GMT) de anticuerpos neutralizantes contra la variante Ómicron de coronavirus que las dos dosis de la vacuna Pfizer (2,1 veces más en total y 2,6 veces más tres meses después de la vacunación)», informó Gamaleya mediante un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El estudio se realizó en el Instituto Spallanzani en condiciones de laboratorio iguales con grupos comparables de sueros de personas vacunadas con Sputnik V y Pfizer, sin diferencias estadísticamente significativas en la actividad neutralizante contra la variante de Wuhan (la original del coronavirus).

La primera realidad es que ambas (igual que las demás vacunas) tuvieron una caída en los anticuerpos en comparación a cómo actuaban frente a la cepa original. Pero Sputnik V mostró una reducción «significativamente menor (2,6 veces)»: mientras que la reducción de la neutralización de Sputnik V fue 8,1 veces la de de Pfizer fue 21,4 veces.

Los investigadores señalaron que la ventaja de Sputnik V podría deberse a que en su vacuna utilizó la proteína Spike del coronavirus con menos modificaciones respecto a cómo la usó Pfizer, además de que la Sputnik propone un esquema heterólogo, lo que significa que el componente de la primera y segunda dosis es diferente.

El estudio mostró que en el grupo de inoculados que tenían más anticuerpos «el 100% de las personas vacunadas con Sputnik V pudieron neutralizar la variante Ómicron en comparación con el 83,3 % de las personas vacunadas con Pfizer». Y en todas las muestras, «el 74,2% de los sueros vacunados con Sputnik V pudieron neutralizar Ómicron frente al 56,9% de los sueros vacunados con Pfizer».

El trabajo fue publicado hoy como preimpresión, y aún no cuenta con la revisión de pares. Los nuevos datos respaldan los resultados del reciente estudio de laboratorio del Centro Gamaleya (publicado como preprint en diciembre) que demostraba que Sputnik V induce «una respuesta robusta de anticuerpos neutralizantes a la variante Ómicron, que se fortalece aún más con el refuerzo Sputnik Light».

Los desarrolladores de Sputnik vienen ofreciendo el primer componente de la vacuna Sputnik Light como refuerzo de cualquier otra vacuna y desde el principio de la pandemia propusieron la estrategia combinación de vacunas para potenciar la respuesta inmunológica.

En el comunicado Kirill Dmitriev, CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que financió el desarrollo de Sputnik, concluye: «Los resultados del estudio en Italia confirman que Sputnik V ofrece la mayor protección contra Ómicron. La combinación de diferentes plataformas es la clave y el refuerzo heterólogo (‘mezclar y combinar’) con Sputnik Light ayudará a fortalecer la eficacia de otras vacunas a la luz del desafío combinado de Delta y Ómicron».