Mientras las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Salta y la Ciudad de Buenos Aires siguen analizando si hay circulación comunitaria de la variante Delta, la Argentina está expectante por el avance de esa cepa del SARS-CoV-2 en los países vecinos. Hasta la fecha, Delta ya fue detectada en al menos 135 naciones. En Sudamérica, ya seis países –Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú– han informado casos de transmisión local, sin nexo epidemiológico con viajes internacionales.

Brasil fue el primer país de la región que detectó la circulación comunitaria de la variante más contagiosa. Se detectó a principios de julio con dos casos, ambos del estado de Río de Janeiro, que contrajeron la enfermedad de manera local, dado que no habían viajado al exterior. La situación en Río es alarmante: según fuentes oficiales, es el epicentro de los contagios con Delta, con casi el 40% de los casos de esta cepa en todo el país. San Pablo se posiciona como la segunda región con más contagios de la mutación originada en la India, que avanza en otros estados como Brasilia, Río Grande do Sul, Paraná, Santa Catarina y Goiás. Y la OMS no descarta que la variante se expanda rápidamente en un país donde los niveles de testeo son comparativamente muy bajos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En Paraguay, si bien se registra una tendencia decreciente de los contagios por ocho semanas consecutivas, la circulación de Delta es un hecho. La Dirección General de Vigilancia de la Salud confirmó que hay transmisión comunitaria en Asunción y en el departamento Central. Todo comenzó tras el hallazgo de seis casos de la variante, de los que solo dos tuvieron contacto con viajeros, “pero ninguno posee antecedente de viaje, por lo que se considera que los contagios con Delta son autóctonos”. Fátima Ovando, jefa del Departamento de Control de Infecciones Intrahospitalarias del Hospital de Clínicas asunceño, señaló que “el país debe estar preparado para una tercera ola, sobre todo porque las personas vacunadas no están respetando las medidas sanitarias”.

El ministro de Salud de Chile, Enrique Paris, confirmó que hay 138 casos positivos confirmados de Delta, de las cuales el 80% corresponde a viajeros provenientes del extranjero, mientras que 39 son contagios comunitarios. En ese país ya se cuenta con un PCR que detecta directamente a qué cepa pertenece el positivo de Covid-19 que, según el funcionario, “ya abarca el 6% de los exámenes”.

La Argentina, donde todavía no se han confirmado casos autóctonos de Delta, también observa la experiencia de naciones donde la variante ya se impuso a las otras cepas del virus. En EE UU, actualmente el 98% de los contagios son provocados por Delta. En China ya se encuentra en 48 ciudades de 18 provincias, con un total de 1300 personas infectadas con la cepa india. Según la base de datos de secuenciación genómica de coronavirus usada por los especialistas –Gisaid–, Delta significa en Europa el 93% de los nuevos casos; en África, el 80%; en América del Norte concentra el 71%; en Asia, el 68%; y América del Sur es la región menos atacada por Delta, con apenas el 29 del total de contagios.

El infectólogo Hugo Luis Pizzi, profesor titular plenario de la Universidad Nacional de Córdoba, reconoce a Tiempo que las medidas que se llevaron adelante en el país permitieron el retraso del ingreso de la variante. “Tenemos dos formas de salir de esta tragedia: la disciplina y las vacunas. Las vacunas están, y nunca tuvimos tantas como ahora, pero la indisciplina es importante y se concentra en alrededor de un 25% de la sociedad que hace fiestas clandestinas y esas cosas”. Considera que debió haber mayores restricciones: “Estoy seguro de eso. Es muy difícil controlar las fronteras en este país, pero si en Migraciones hubieran trabajado en 2020 como lo están haciendo ahora, que tomaron medidas más estrictas, las cosas también habrían sido distintas”.

Pizzi se refiere a la situación de Córdoba, su provincia, donde “hemos tenido mala suerte con esta bomba epidemiológica que nos tiró un antivacunas que ahora está luchando por su vida; por su culpa tuvimos que aislar en su momento a 1000 personas”. Córdoba es la provincia más afectada por la Delta, aunque, al igual que en el resto de las jurisdicciones, los casos totales de Covid tienden a la baja. Los contagios de Delta en el distrito son 36, dos en estado crítico.

Mientras tanto, en la Ciudad de Buenos Aires las autoridades sanitarias cerraron el grifo de datos oficiales respecto a Delta, e insisten en que siguen estudiando el nexo epidemiológico de los dos casos confirmados sin vínculo con viajeros. «

Diez millones de vacunados con las dos dosis

La Argentina habrá superado este fin de semana los 10 millones de personas con el esquema completo de vacunación contra el Covid. Ayer, el Monitor Público de Vacunación marcaba que 9.884.094 habían recibido ya la segunda dosis de la vacuna, en un plan de vacunación que avanza sin pausa y se vio reforzado esta semana con la liberación de la primera partida de 1.147.000 dosis de Sputnik V fabricadas localmente por el laboratorio Richmond, y que hoy comenzarán llegar a las 24 jurisdicciones.

Como había anunciado a principios de mes la ministra de Salud Carla Vizzotti, el objetivo para agosto es completar los esquemas de inmunización con la aplicación de un total de 7 millones de segundas dosis. En ese sentido, la primera entrega de Richmond incluye 152.500 unidades del componente 2 de la vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya. En total, el laboratorio argentino prevé entregar durante este mes 3 millones de vacunas.

La aplicación de segundas dosis en el país se incrementó en las últimas dos semanas un 33% respecto a los quince días previos.