“Para bailar bien el tango se necesitan dos”, fue la metáfora que utilizó el embajador de Taiwán en la Argentina, Antonio C.T. Hsieh, para destacar la necesidad de profundizar las relaciones bilaterales entre ambos países, en el marco de los festejos por el 107° aniversario de la declaración de la República de China-Taiwán.

El diplomático presidió en Buenos Aires la celebración del denominado “Doble Diez”, en alusión a la fecha de la declaración de independencia del 10 de octubre, que se representa con una doble cruz color rojo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En su discurso, Hsieh puso especial énfasis en destacar que el crecimiento de las relaciones comerciales entre Taiwán y la Argentina requieren del esfuerzo de ambas partes.

Para finalizar, el director general de la Oficina comercial y Cultural de Taipei agradeció la presencia de las personalidades del ámbito diplomático, empresarial, académico y periodístico, en la celebración realizada en el Hotel Emperador, de la zona de Retiro.