Élida, la abuela de Maia Belloso, la niña de 7 años que apareció esta mañana en el partido bonaerense de Luján tras haber sido llevada el pasado lunes del barrio porteño de Villa Lugano por un hombre, dijo temer que su captor la matara o lastimara.

Cerca de las 9 de la mañana, la abuela de la nena se hizo presente en el corte de la colectora de la autopista Dellepiane, que los vecinos mantienen desde hace tres días, y le dijo a la prensa «ya apareció, está bien, en el hospital, y el hombre ya está detenido».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Está bien, no sé cómo la encontraron, pero ella apareció sonriendo. Vamos a esperarla acá, un millón de gracias a todos», dijo la mujer visiblemente emocionada y ante los gritos y aplausos de vecinos que la rodeaban.

Por otra parte, la mujer reflexionó sobre lo sucedido y dijo que el hombre que se la llevó en bicicleta, «capaz que la llevó engañada, lo que sé es que mi hija no la regaló».

«Yo creo que fue un chirlito de Dios para que mi hija se dé cuenta y dejé esa porquería (por su adicción a las drogas). Sabés cuantas veces fuimos a buscar ayuda, pero nadie nos ayudó», añadió. Sobre ese punto, Élida confesó que ayer su hija le dijo «si aparece, voy a dejar la droga» y volvió a pedir que ayuden a su hija para superar los consumos problemáticos.

«Teníamos miedo de que la mate o la lastime, no encontrarla», afirmó Elida y luego agradeció toda la ayuda y el apoyo que recibió de los vecinos del barrio Cildañez y de los medios de comunicación.

Por su parte, el abogado de la familia de Maia, Rodolfo Baque, afirmó que la niña se encuentra en buen estado de salud pero remarcó que al ser hallada en la ciudad de Luján manifestó que tenía «frío, hambre y que desea ver a su mamá».

«Quiero recalcar que hay otras Maias en nuestra querida Argentina que quedan invisibilizadas y a las que tenemos que mirar como sociedad, no sólo responsabilizar al Estado», agregó.

Además, recordó que el miércoles, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, «le dijo a la familia que en 24 horas iba a encontrar a la nena y que esto no iba a ser como el caso Candela. Por eso, la mamá me pidió que diga que le agradece por cumplir con su palabra».