Mario Ponce se infectó de coronavirus y se recuperó, el jueves participó del habitual reporte matutino  con un llamado a todos los recuperados para que sean parte de los donantes de plasma, donde se encuentran los anticuerpos que desarrolla el organismo luego de ser expuesto a la enfermedad. En todo el mundo, se están realizando tratamientos en base a estos anticuerpos, en Argentina hay seis centros dedicados a esa tarea en el área metropolitana de Buenos Aires, donde se encuentra el mayor número de casos. Ponce en su participación destacó que «este es el momento para contribuir, de ser parte de ese engranaje» de la salud.

“Estuve internado del 3 al 11 de abril en el Hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía y obtuve el alta tras dos PCR negativas y después de catorce días ya estuve en condiciones de donar, algo que hacía porque siempre fui donante voluntario de sangre. Acudí a la Fundación Hematológica Sarmiento y el proceso no fue nada molesto”, describió quien fue uno de los primeros en donar su plasma sanguíneo para que pudiera usarse en transfusiones a pacientes infectados con el objetivo de evitar que necesitasen ser asistidos en unidades de terapia intensiva.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer Coronavirus: investigadores argentinos desarrollan el primer kit serológico nacional en apenas 45 días 

«El Ministerio está buscando tratamientos para poder superar la pandemia. Me gusta pensar que pude ser útil, por una cuestión de retribución y contribución. Yo nací en el país, fui educado por instituciones públicas y privadas y, más allá del costo que hayan tenido, lo aportado fue mucho menor a lo recibido», relató. En este momento los pacientes recuperados y por lo tanto que pueden donar ascienden a 1.601, cantidad que crece día a día.

Ponce participó este jueves del habitual reporte matutino del Ministerio de Salud. Allí, Ponce manifestó su alegría por «formar parte de esa rueda» que posibilitaría «haber sanado a una persona». Si bien hasta el momento no hay ninguna prueba definitiva a nivel mundial de que este método sea seguro y eficaz, sin embargo, es el método que se investiga.

El miércoles, el Ministerio de Salud de la Nación pidió a los pacientes que fueron  dados de alta por coronavirus la donación de plasma sanguíneo para ser parte del ensayo clínico nacional que apunta a determinar si los anticuerpos desarrollados durante la enfermedad pueden tener un impacto positivo para que nuevos infectados progresen y evitar que sean internados en unidades de tratamiento crítico. Los seis centros habilitados para los donantes son los hospitales El Cruce de Varela, el Durand de Buenos Aires, el Posadas, el Vicente López de General Rodríguez y las fundaciones Sarmiento y Hemocentro de Buenos Aires.

El plan del ministerio cuenta con el asesoramiento del Hospital Garrahan, del Instituto Malbrán y de tres sociedades médicas. En su testimonio, Mario Ponce detalló que la extracción de plasma sanguíneo lleva de 30 a 40 minutos, que no es molesta y que resulta incluso saludable.