Esta vez no fue Macri quien agredió a un trabajador de prensa, sino alguien del personal de seguridad que lo acompaña en cada una de sus recorridas. Esta vez agredieron con violencia al periodista de AM750 Emanuel Herrera, quien se encontraba en la escuela N° 16 Wenceslao Posse luego de que el expresidente emitiera su voto. Según el periodista, le revolearon el teléfono celular y recibió empujones y golpes en su estómago. El ataque ocurrió este domingo pasadas las 11 de la mañana, cuando Macri se retiraba del colegio Wenseslao Posse, mientras una decena de periodistas le intentaban hacer preguntas al exmandatario.

Herrera, se encontraba transmitiendo en vivo para la cobertura del medio para el que trabaja, cuando de golpe fue agredido por los guardaespaldas de Macri. “Llegó con un grupo de media docena de custodios que al momento en que Macri salió de emitir el voto se mostraron de forma agresiva y violenta con los trabajadores de prensa que estábamos aguardando en el lugar”, contó el cronista

“No había ningún peligro para el ex presidente porque solamente había periodistas intentando preguntarle. Fue una situación bastante violenta, donde sus empleados de seguridad, sus custodios, evitaban todo el tiempo que los trabajadores de prensa podamos hacer nuestro trabajo”, finalizó Herrera.

No es la primera vez que Macri y su entorno agrede a trabajadores de prensa. La última vez ocurrió un hecho similar en la localidad de Dolores con el periodista de C5N, Nicolás Munafó, a quien, el propio ex presidente, le quitó el micrófono cuando ingresaba al juzgado federal donde debía declarar en la indagatoria por el presunto espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan. Tras esa situación, el expresidente hizo un liviano pedido de disculpas.