Jesica Natalia Rodríguez desapareció el miércoles después de denunciar al padre de sus hijas por violencia de género.

Jesica se encuentra desaparecida luego de haber realizado una gran cantidad de denuncias y sin tener aún la orden de restricción pedida al juzgado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La joven de 23 años fue vista por última vez en un colectivo de línea 29, por la zona de San Telmo / La Boca, el pasado miércoles a la noche. Vestía una remera de Boca Juniors, un buzo y jogging oscuros y zapatillas negras.

Este viernes en Lavalle, entre Libertad y Cerrito (CABA), a las 10 se realizó una concentración frente a la fiscalía que investiga su caso para pedir por la aparición de  Jesica Rodríguez y sus dos hijas.

Mafalda Sánchez, del Movimiento La Dignidad, ayudó a Jesica a realizar las denuncias y llevó a cabo un acompañamiento previo a su desaparición. En diálogo con Tiempo expresó su conmoción por el caso: «Las denuncias fueron múltiples. Estamos pidiendo por la aparición con vida de Jesica y de sus dos hijas, de quienes no sabemos su paradero».

«Quisimos contactarnos con ella el jueves a la mañana y nunca nos respondió. Nos llama mucho la atención porque ella está pendiente de sus hijos», agregó Sánchez.

Además de denunciar a su ex pareja, Jesica es una de las mujeres que denunció en el mes de agosto a Mariano Mera Figueroa, asesor del actual intendente de Merlo y presidente de Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Menéndez, por violencia, explotación laboral y abuso sexual. Mera Figueroa y Pedro Mallada son personas cercanas contó Mafalda: «Mallada es una especie de hijo político de Mera Figueroa.»