La petrolera estatal YPF comunicó el  su decisión de bajar hasta un 1,5% sus naftas y aumentar un 3% el gasoil, de acuerdo a los movimientos registrados en los valores del petróleo crudo, el tipo de cambio, los biocombustibles y los impuestos internos en el último mes. A pesar de ello, en lo que va del año los combustibles aumentaron 14 veces un acumulado de 64,75%, un 40% por encima de la inflación.

Luego de los cambios aplicados por el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, que liberó los precios de los combustibles en octubre de 2017, el precio en la Argentina de la nafta y el gasoil depende de factores como el precio del dólar, del barril internacional del petróleo Brent y de los biocombustibles. A esto se le suma el Impuesto a los combustibles líquidos, que se actualiza al final de cada trimestre en base el Índice de Precios al Consumidor (IPC) informado por el Indec.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A pesar de los aumentos, los niveles de venta de combustibles no cayeron significativamente, lo que marca la necesidad que tienen los argentinos de este insumo. Según datos de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República (Fecac), durante agosto de 2018, el volumen total de ventas al público de combustibles líquidos en estaciones de servicio disminuyó un 0,5% en comparación con agosto de 2017. Pero en el caso de las naftas hubo un aumento del 1,8%, mientras que el gasoil tuvo una disminución del 3,5%.

Por su parte, la empresa Raizen Argentina, licenciataria de la petrolera Shell en el país, anunció que los precios de sus combustibles bajarán un 1,5% en el país.

De este modo, en la ciudad de Buenos Aires las tarifas serán: Shell V Power Nafta$ 43,99, Shell Super $37,99, Shell V-Power Diesel 41,98 y Shell Formula Diesel 500 $35,98.  

Al igual que ocurrió con YPF, Shell sube este martes con un promedio aproximado de 1,74% para el VPower Diésel y 0,84% para Fórmula Diesel, según confirmaron estacioneros.

De acuerdo con datos oficiales, los despachos de naftas y gasoil cayeron 2,8% en octubre último frente al mismo mes de 2017.