Al menos 30 personas murieron y más de 50 sufrieron heridas en un atentado en una mezquita chiita de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, durante la oración de este viernes, aparentemente por la acción de un hombre que le disparó a dos policías, luego entró al templo y se detonó o colocó un artefacto explosivo y pudo escapar, informaron testigos y fuentes policiales y hospitalarias.  «Puedo confirmar que al menos 30 personas murieron y 56 están heridas» declaró a la agencia AFP Muhamad Asim Khan, portavoz del hospital Lady Reading de Peshawar.

La mezquita está situada en una calle estrecha del barrio de Kosha Risaldar, cerca del histórico bazar de Qissa Khwani. La explosión ocurrió pocos minutos antes del inicio de la oración y en principio ninguna organización se adjudicó la autoría, apuntó la agencia de noticias Europa Press. «Estaba justo fuera de la mezquita cuando vi que un hombre disparó contra dos policías antes de entrar en la mezquita. Unos segundos más tarde, oí una gran explosión», explicó a la AFP un testigo, Zahid Khan.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Shiraz Ali, un habitante de Peshawar, dijo por su parte que acudía a la oración semanal cuando vio a «un hombre vestido de negro disparar contra un policía y entrar en la mezquita». Peshawar, a unos 50 kilómetros de la frontera con Afganistán, fue escenario de atentados diarios durante la primera mitad de la década de 2010.