Un total de 49 presos murieron y otras 30 personas resultaron heridas este martes por un incendio durante un intento de fuga en una cárcel del centro de Colombia, informó el director del servicio penitenciario nacional.

El motín en Tuluá, en la región del Valle de Cauca, empezó a las 2 de la mañana cuando los internos prendieron fuego colchones y se generó un enfrentamiento, según dijo el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general Tito Castellanos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los 30 heridos hay guardias penitenciarios, dijo el Inpec.

El presidente saliente de Colombia, Iván Duque, lamentó el hecho y pidió que se lo investigue.

«Lamentamos los hechos ocurridos en la cárcel de Tuluá. Estoy en contacto con el @DInpec, Gral. Tito Castellanos y he dado instrucciones para adelantar investigaciones que permitan esclarecer esta terrible situación. Mi solidaridad con las familias de las víctimas», escribió en Twitter.

El motín ocurrió en el pabellón número 8 de la cárcel, donde había cerca de 200 presos, dijo el Inpec en un primer comunicado.

Al parecer, los reclusos quemaron unos colchones para evitar que los guardias eviten un motín, dijo, informó el diario El Tiempo.

“Hubo una llamada casi a la 1:20 de la mañana por un posible amotinamiento. (…) Se verifica que hubo una quema de muchos colchones, y hasta el momento son cerca de 50 las personas trasladadas a centros asistenciales”, señaló.

Se cree que el motín es de los más sangrientos de la historia reciente de Colombia.

En marzo de 2020, 24 internos murieron y más de otros 100 resultaron heridos en una cárcel de Bogotá, la capital, en una revuelta para pedir medidas de protección contra el coronavirus.