Alemania va a nacionalizar el gigante energético Uniper, debido a sus crecientes problemas para afrontar los precios disparados del gas desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, anunció este miércoles el Gobierno alemán y el propietario finlandés de la empresa, el grupo público Fortum.

«El Gobierno se hará cargo de alrededor de 99% de Uniper», dijo el Ministerio de Economía alemán en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Uniper es un pilar central del suministro energético alemán», añadió la cartera para justificar la intervención de la firma que suministra gas a cientos de municipios alemanes.

El acuerdo sustituye un plan de ayuda inicial dado a conocer en julio, bajo el cual Berlín habría tomado una participación de 30% del grupo, primer importador de gas de Alemania, consignó la agencia de noticias AFP.

Berlín comprará todas las acciones de Fortum a un precio de 1,70 euros por acción, por un total de 500 millones de euros, según el documento.

Alemania también realizará un aumento de capital de la empresa por 8.000 millones de euros, indicó el gobierno.

Esta «desinversión de Uniper es el paso correcto, no solo para Uniper sino también para Fortum», comentó el grupo finlandés en un comunicado.

La empresa era el principal cliente del gigante ruso Gazprom en Alemania. Para cumplir sus contratos, ahora deberá obtener el gas en el mercado al contado, donde los precios se dispararon desde el inicio de la guerra en Ucrania en febrero.

En total, las pérdidas sufridas ascienden a «8.500 millones de euros», indicó Fortum el miércoles.

La situación se agravó cuando Gazprom cerró temporalmente su gasoducto Nord Stream 1, principal proveedor de gas ruso en Alemania, a inicios de septiembre.

Berlín advirtió en los últimos meses del «efecto Lehman Brothers» que una quiebra de Uniper tendría en los mercados energéticos.

Dada la importancia de Uniper, su colapso sacudiría el mercado energético y provocaría escasez de energía para sus miles de clientes.

El gobierno británico congela las facturas de energía por seis meses

Las facturas de gas y electricidad para las empresas del Reino Unido se reducirán casi a la mitad de su nivel esperado este invierno gracias a un gran paquete de apoyo del Gobierno británico, en medio del encarecimiento de los costos por la guerra en Ucrania.

El paquete de medidas contempla precios fijos del gas y la electricidad para todas las empresas durante seis meses a partir del 1 de octubre.

Los hospitales, las escuelas, las organizaciones benéficas y otros entornos, como los salones comunitarios y las iglesias, también recibirán parte de la ayuda por 150.000 millones de libras anunciado por el Gobierno.

«Entiendo la enorme presión que enfrentan las empresas, las organizaciones benéficas y el sector público con sus facturas de energía, razón por la cual estamos tomando medidas inmediatas para apoyarlas durante el invierno y proteger los empleos y los medios de subsistencia», dijo la primera ministra Liz Truss en un comunicado.

Afirmó que al igual que lo están haciendo por los consumidores, el nuevo esquema mantendrá las facturas de energía bajas a partir de octubre, brindándoles certeza y tranquilidad.

«Al mismo tiempo, estamos impulsando el suministro de energía local del Reino Unido para solucionar la causa raíz de los problemas que enfrentamos y garantizar una mayor seguridad energética para todos nosotros», agregó.

El canciller y ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, añadió que se intervino para evitar el colapso de las empresas, proteger los empleos y limitar la inflación.

«Y con nuestros planes para impulsar el suministro de energía local, traeremos seguridad al sector, crecimiento a la economía y aseguraremos un mejor trato para los consumidores.

Se espera que este último subsidio evite quiebras masivas y pérdidas de empleos en todas las industrias.