El número de positivos se mantiene alto, aunque la última estadística es inferior al pico de 29.875 casos reportado ayer, indicó el Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas.

Sin embargo, la curva de contagios está en aumento si se la compara con los datos del sábado pasado que registraron 23.318 nuevos positivos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El RKI informó asimismo que fueron reportadas 496 nuevas muertes en el plazo de un día, casi un centenar menos de fallecimientos que los 598 informados y que es el récord desde el inicio de la pandemia.

Los decesos totales asociados al coronavirus se elevaron así a 21.466, mientras que el número de infecciones detectados en Alemania asciende a 1.300.516 casos comprobados.

El presidente del RKI, Lothar Wieler, se pronunció el jueves en contra de flexibilizar las medidas para frenar la pandemia de coronavirus con motivo de las fiestas navideñas.

“Creo que la medida importante es evitar realmente que haya una flexibilización en torno a la Navidad” afirmó, antes de alertar que con tales relajaciones el transcurso de la infección adquiriría una dinámica difícil de controlar. “Es muy importante que realmente eso no ocurra”, subrayó.

Según Wieler, al margen de las decisiones que se tomen en el plano político, a él mismo solo le queda apelar a cada ciudadano para que limite los contactos lo más posible y llamar a que cada uno se proteja.

La canciller, Angela Merkel, y los primeros ministros de los estados federados acordaron a finales de noviembre que entre el 23 de diciembre y el 1 de enero sean posibles las reuniones de hasta diez personas “del círculo más cercano de familiares o amigos”.

Sin embargo, algunos Gobiernos regionales ya se están desviando de esta regla y no quieren flexibilizar las actuales restricciones para evitar que la cifra de contagios siga en aumento.