El candidato demócrata Joe Biden tomó la delantera en el recuento de votos en Pensilvania y Georgia y quedó aún más cerca de convertirse en presidente electo, tres días después de una histórica elección contra el actual mandatario Donald Trump.

La remontada pone a Biden en mucha mejor posición que Trump para alcanzar los 270 votos en en Colegio Electoral que necesita una candidato para ser proclamado presidente de Estados Unidos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El ganador de los comicios tomará las riendas de un país enfrentado a desafíos enormes, incluyendo una pandemia de coronavirus que se agrava día a día y una polarización política y una tensión racial como hacía muchos años que no se veían.

Trump permanecía este viernes en la Casa Blanca, mientras que Biden estaba en su casa de Wilmington, Delaware.

Autoridades de Georgia anunciaron que van a proceder a un recuento de los votos de las elecciones del martes pasado, con lo que todas las miradas se dirigían ahora a Pensilvania, el estado natal de Biden.

También podés leer: Trump no acepta su casi segura derrota: “Si se cuentan los votos legales, yo gano fácilmente”

El equipo de campaña de Trump dejó en claro en un comunicado que no reconocerá un potencial triunfo del candidato demócrata, que “esta elección aún no terminó” y que, cuando concluya el recuento, el republicano “será reelecto”.

La campaña del senador y exvicepresidente Biden respondió casi de inmediato con otro comunicado. “Esta elección será decidida por el pueblo estadounidense. Y el gobierno de Estados Unidos es perfectamente capaz de sacar escoltados a intrusos de la Casa Blanca”, dijo Andrew Bates, vocero de la campaña de Biden.

Escrutado el 95% en su estado natal de Pensilvania, Biden pasó hoy al frente por más de 8.800 votos, luego de haber llegado a tener una desventaja inicial de más de 600.000 sufragios.

En Georgia, escrutado el 99% de los votos, Biden aventajó también a Trump y ahora lo supera por casi 1.600 votos en ese estado históricamente republicano, según cifras oficiales citadas por las cadenas Fox News y CNN.

Trump necesita sí o sí los 16 votos electorales de Gerogia y los 20 de Pensilvania para mantener vivas sus esperanzas de ser reelecto tras los comicios del martes pasado.

Autoridades de Georgia anunciaron que todavía faltaban contar 8.890 votos de las fuerzas militares y que una vez finalizado el escrutinio, harán un recuento general.

“Con un margen tan pequeño, va a haber un recuento en Georgia”, dijo a la prensa Brad Raffensperger, el secretario de Estado, que es el consejero de Interior encargado del proceso electoral de Georgia.

En Estados Unidos las leyes electorales cambian según el estado y en el caso de Georgia el recuento no es obligatorio, pero puede ser solicitado por un candidato si el margen es de 0,5% o menor o a discreción de un funcionario electoral si le parece que hay un error.

La Presidencia se definirá en Pensilvania y Georgia y otros dos estados competitivos, donde aún sigue el escrutinio y donde todavía no fue proyectado un ganador por los medios de Estados Unidos.

Biden está a seis electores de los 270 que otorgan la mayoría, así que será presidente electo si gana cualquiera de esos estados, entre los que se incluyen además Carolina del Norte, donde Trump iba al frente, y Nevada, donde estaba primero el demócrata.

El repunte de Biden en Georgia y Pensilvania comenzó cuando se empezaron a computar los millones de votos llegados por vía postal, un terreno en el que los demócratas han dominado históricamente.

Trump, que ha denunciado fraude y recurrido a la Justicia para frenar el recuento en varios estados decisivos, insistió ayer falsamente desde la Casa Blanca con que los votos que fueron emitidos antes o durante la elección, pero contados después, son “votos ilegales”.

“No podemos aceptar una elección robada, esto va a terminar en un desastre”, dijo el mandatario, de 74 años.

En una breve declaración desde Delaware, Biden, de 77 años, volvió a mostrarse  confiado en su victoria, aunque pidió paciencia a sus seguidores.