El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró en Belén, en los territorios ocupados de Cisjordania, que los palestinos necesitan «un horizonte político» hacia la paz, aunque aún no estén dadas las condiciones para relanzar las conversaciones para hallar una solución al conflicto. «Tiene que haber un horizonte político que el pueblo palestino pueda realmente ver o al menos sentir. No podemos permitir que la desesperanza nos robe el futuro», dijo Biden en una rueda de prensa conjunta con el presidente palestino Mahmud Abbas desde la ciudad de Belén.

Las negociaciones de paz palestino-israelíes se encuentran estancadas desde 2014. Este jueves, Biden dejó claro que no pretende revertir el polémico reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel, una medida impuesta por su antecesor, Donald Trump, que causó indignación entre los palestinos, los cuales ven a Jerusalén Este como sede de su futuro Estado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En su conferencia de prensa en Belén, Biden pidió además esclarecer «por completo» la muerte de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh en mayo pasado cuando cubría una operación militar israelí en Cisjordania ocupada. «Estados Unidos seguirá insistiendo en una completa y transparente rendición de cuentas de su muerte», aseguró, elogiando el trabajo de la periodista de la cadena catarí de televisión Al Jazeera. Belén fue la segunda escala de la gira de Biden en Oriente Medio, luego de reunirse en Jerusalén con autoridades israelíes y antes de viajar a Arabia Saudita.