El 13 de noviembre de 2019 el entonces comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, le envió una carta al embajador argentino en Bolivia, Normando Alvarez García en la que le agradece “la colaboración prestada” por la República Argentina en el marco de la “situación conflictiva que vive Bolivia” y detalla esa ayuda: 40000 cartuchos AT 12/79, 18 gases lacrimíogenos en spray Mk-9 ; 5 gases lacrimógenos en Spray MK-4; 50 granadas de gas G5; 19 granadas de gas CS y 52 granadas de gas HC”.

Esa carta rescatada de los archivos oficiales, no hace más que incriminar al gobierno argentino de entonces, encabezado por Mauricio Macri, por su apoyo a las fuerzas golpstas que derrocaron al presidente Evo Morales. Hubo otros gobiernos que actuaron igual que el argentino, lo que no le quita responsabilidad al de Juntos por el Cambio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El tema fue expuesto en una conferencia de prensa realizada por el actual canciller boliviano, que integra el gabinete del presidente Luis Arce. Su colega argentino, Alberto Fernández le envió una carta disculpándose formalmente, en la que confiesa su “dolor y vergüenza” por la actitud del gobierno nacional encabezado por Macri.