El candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami pidió unidad a la oposición chilena para reclamarle la renuncia al presidente Sebastián Piñera, luego de conocerse la denuncia sobre su supuesta participación en la venta de una empresa minera a través de un paraíso fiscal, revelada por la investigación periodística internacional denominada Pandora Papers (Papeles de Pandora). El aspirante del Partido Progresista (PRO) y fundador del Grupo de Puebla afirmó a través de un video que “corresponde que, de manera responsable, el Presidente dé un paso al costado”, porque “la confianza está rota”. Dijo que “no están las condiciones para que un mandatario, ante tamaña denuncia, continúe en su cargo”.

Según la investigación, Piñera y algunos familiares eran los mayores accionistas del proyecto Minera Dominga con 33% de sus acciones y vendieron la empresa minera a través de un paraíso fiscal en las islas Vírgenes Británicas. Apenas conocido el escándalo mundial, La Moneda emitió un comunicado rechazando el asunto, alegando que los hechos “fueron investigados en profundidad por el Ministerio Público y los Tribunales de Justicia durante 2017, y la Fiscalía recomendó terminar la causa por la inexistencia de delito”.

El candidato, sin embargo, calificó a Piñera de ser “el presidente de sus negocios” y a su juicio “Sebastián Piñera nuevamente ha fallado, le ha fallado a su pueblo, no ha sido transparente”. Finalizó solicitando a la oposición chilena “estar unida y avanzar derechamente hacia una comisión investigadora, hacia el uso de una herramienta constitucional que existe, la norma del artículo 52, que exige una acusación constitucional por hechos de la más alta gravedad”.

Según MEO, como se lo conoce popularmente al candidato por sus iniciales, “Chile no puede estar en manos de alguien que solamente cuida los negocios familiares y no los intereses de la Patria”. El escándalo de los Pandora Papers se conoció el pasado domingo y expone a otros presidentes de América Latina, como Guillermo Lasso (Ecuador) y Luis Abinader (República Dominicana).

En los registros de la investigación figuran más de 330 altos funcionarios o exfuncionarios de 91 países. De ellos, 35 son jefes o exjefes de Estado, También parecen implicados el exprimer ministro británico Tony Blair, el antiguo director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn, el rey Abdalá II de Jordania, la modelo Claudia Schiffer, el entrenador de fútbol Josep Guardiola y los cantantes Julio Iglesias y Shakira. Entre los argentinos mencionados figuran uno de los hermanos del expresidente Mauricio Macri, Mariano Macri; el fallecido Daniel Muñoz, quien fuera secretario privado del presidente Néstor Kirchner; Zulema Menem, hija del expresidente Carlos Menem; el futbolista Ángel Di María, el exfutbolista Javier Mascherano; y los empresarios farmacéuticos Hugo Sigman y Marcelo Figueiras.