La persistencia de los chalecos amarillos los llevó a alcanzar la décima sexta marcha, que se inició este sábado por las calles de París para protestar contra la política económica del presidente francés, Emmanuel Macron.

Como es habitual, la protesta tienen alcance nacional, de hecho el movimiento comenzó en el interior de Francia y se extendió hasta a capital nacional. Ciudades como Bordeaux, Lylon, Toulouse y Lille, de acuerdo con las diversas convocatorias lanzadas a través de las redes sociales, fueron escenario de movilizaciones.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En París, los «chalecos amarillos» protestan en los Campos Elíseos, a las alturas del Arco de Triunfo, así como en los Campos de Marte, al pie de la Torre Eiffel.

El sitio internacional de noticias ruso Sputnik, informa que según el Ministerio del Interior galo, alrededor de 41.500 personas tomaron parte en las últimas manifestaciones organizadas por este movimiento. Si bien esta cifra constituye una considerable disminución si se la compara con unas 282 mil personas que participaron en el apogeo de las protestas, el movimiento sigue concitando la atención del gobierno de Macron.