El presidente chino, Xi Jinping, habló con su par ruso Vladimir Putin sobre la guerra en Ucrania y se mostró favorable a resolver el conflicto por la vía diplomática. China «apoya a Rusia en la resolución (del conflicto) a través de negociaciones con Ucrania», informó la televisión estatal CCTV a partir de un resumen de la llamada telefónica de ambos líderes.

Después de meses de esfuerzos diplomáticos, Vladimir Putin dio inicio este jueves a la invasión de Ucrania con bombardeos e incursiones terrestres en varios puntos del país, incluso cerca de la capital Kiev. Desde entonces, China mantiene una línea diplomática prudente en relación a la crisis y se negó a calificarla de «invasión». Tampoco condenó las acciones de Rusia, su estrecho aliado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante la llamada con Putin, Xi dijo que era importante «abandonar la mentalidad de la Guerra Fría, dar importancia y respetar las preocupaciones razonables de todos los países en materia de seguridad, y formar un mecanismo de seguridad europeo equilibrado, eficaz y sostenible mediante negociaciones», consignó la agencia de noticias AFP. Según los medios chinos, Putin subrayó las razones por las que Rusia lanzó una «operación militar especial» y dijo a Xi que tanto la OTAN como Estados Unidos habían «ignorado durante mucho tiempo las preocupaciones razonables de seguridad de Rusia».

El mandatario ruso también dijo a Xi que estaba dispuesto a mantener conversaciones de «alto nivel» con Ucrania. La ofensiva de Moscú contrasta con la posición de política exterior que China mantiene desde hace tiempo de no interferir en los asuntos internos de otros países. Xi dijo que China estaba «dispuesta a trabajar con todas las partes de la comunidad internacional y abogar por un concepto de seguridad común, global, cooperativo y sostenible, y salvaguardar firmemente el sistema internacional con las Naciones Unidas en el centro», según el canal CCTV.

Más apoyo a la posición rusa

El presidente sirio, Bashar Al Assad, también habló este viernes con su aliado Putin y afirmó que la invasión era «una corrección de la historia». «El presidente Asad subrayó que lo que pasa hoy es una corrección de la historia y un restablecimiento del equilibrio del orden mundial tras la caída de la Unión Soviética», dijo un comunicado de la presidencia.

El presidente sirio también dijo que «Siria está junto a la Federación Rusa por su convicción de que su posición es correcta y porque enfrentarse al expansionismo de la OTAN es un derecho de Rusia». El gobierno sirio es un aliado incondicional de Rusia, que intervino en la guerra civil siria en 2015 lanzando ataques aéreos para apoyar a las fuerzas del régimen de Asad.

En sintonía, la junta militar que gobierno Myanmar también defendió que Rusia es «buena para la paz mundial» y justificó la ofensiva del territorio para «consolidar su soberanía». Así lo ha expresado Zaw Min Tun, portavoz de la junta, en declaraciones a la emisora Voice of America, en las que ha señalado que Rusia ha «mostrado su estatus como potencia para equilibrar la paz mundial».