Estados Unidos y Canadá sufren uno de los inviernos más crudos de los últimos años. Aeropuertos cerrados, temperaturas que alcanzan los -30 grados, lagos y fuentes repletas de hielo y hasta las cataratas del Niágara se congelaron.

Autoridades de ambos países solicitaron a los habitantes que eviten salir a las calles. Aquí, algunas de las fotos que entregó la semana más fría en años para el hemisferio norte.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE