El gobierno cubano denunció que no existe ninguna justificación para la exclusión de sus representantes, de Venezuela y de Nicaragua de la Cumbre de las Américas, a la que calificó como «antidemocrática» y «arbitraria», a la vez que elogió la postura del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que se negó a asistir al encuentro.

«No existe una sola razón que justifique la antidemocrática y arbitraria exclusión de país alguno del hemisferio de esa cita continental», señaló el gobierno cubano en una declaración oficial, al inicio de la cumbre en Los Angeles, California.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El último 25 de mayo, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo que en ningún caso asistiría al cónclave de Los Angeles, por estas exclusiones.

«Entre la soberbia, el temor a que se escuchen verdades incómodas» y «el empeño en evitar que la reunión delibere sobre los temas más urgentes y complejos del hemisferio» el gobierno estadounidense «optó nuevamente por la exclusión como recurso para tratar de lograr un evento sin aportes concretos, pero provechoso para la imagen del imperialismo», agrega la declaración de Cuba.

Un funcionario del gobierno de Joe Biden señaló este lunes que «Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a participar en esta Cumbre» porque «Estados Unidos sigue manteniendo reservas sobre la falta de espacios democráticos y la situación de los derechos humanos» en esos tres países.

Por otra parte, Cuba también expresó en su declaración que el liderazgo del presidente López Obrador exhortando a que todos los países del continente fueran invitados «merece especial reconocimiento».

Tras semanas de incertidumbre, López Obrador, confirmó hoy que rechazó la invitación para asistir a la cumbre ante la exclusión de varios países por de Estados Unidos.

El gobierno cubano también denunció, lo que consideró, fueron «intensas gestiones de alto nivel llevadas a cabo por los Estados Unidos con gobiernos de la región para contener la intención de muchos de ausentarse del evento si no se invitara a todos».

«Estas (gestiones) incluyeron presiones inmorales, chantajes, amenazas y sucias maniobras de engaño. Son prácticas habituales del imperialismo que reflejan su desprecio tradicional hacia nuestros países. Merecen el más enérgico rechazo», añadió la declaración.