Un joven de 17 años falleció este miércoles de un disparo en la cabeza tras resultar herido cuando protestaba contra el gobierno de Venezuela en Caracas, informó una autoridad de la clínica donde fue atendido.

“Falleció. Estaba en un punto de concentración de la oposición para marchar y recibió un tiro por parte de uno de los motorizados que antes lanzaron unas bombas lacrimógenas a la concentración”, declaró a la AFP el presidente del Hospital Clínicas Caracas, Amadeo Leiva.
La bala le dio en el cerebro. “Él ingresó con signos vitales, pasó a pabellón, pero esas heridas de bala tienen alta estadística de mortalidad”, añadió.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La oposición venezolana intentaba marchar hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas, para exigir respeto a las atribuciones del Parlamento, único poder que controla, y elecciones generales para superar la crisis política y económica del país. Sin embargo, las fuerzas de seguridad del Estado impidieron que la multitudinaria marcha, que arrancó desde unos 20 puntos, llegara al corazón de la ciudad, donde el chavismo también marchó.

Un par de horas más tarde, una estudiante identificada como Paola Ramírez, de 24 años, murió baleada este miércoles en San Cristóbal, capital del estado andino Táchira, y se convirtió en la segunda víctima fatal en esta jornada y la octava en protestas callejeras contra el gobierno de Venezuela en lo que va de este mes.

Las protestas contra Maduro, que iniciaron el 1 de abril, dejaron otros cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos. Los opositores también manifestaron este miércoles en distintas ciudades de Venezuela.