El gobierno de Guillermo Lasso, en Ecuador, se comprometió a revisar una propuesta del poderoso movimiento indígena para desactivar la crisis social desatada por el alza de precios de combustibles de hasta un 90% desde 2020, y que derivó en recientes protestas que reunieron diversas demandas, entre ellas que el presidente explique su relación con paraísos fiscales revelados en los Pandora Papers.

Acaso para apaciguar ese punto de los reclamos, el Ejecutivo aseguró esta semana que «va a analizar y revisar las propuestas que han traído” los representantes del pueblo indígena “sobre el tema de los combustibles», luego del segundo encuentro entre el presidente ecuatoriano y el jefe de la opositora Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leonidas Iza.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esa organización -que participó en revueltas que derrocaron a tres mandatarios entre 1997 y 2005- reclama una bajada del precio del galón (3,8 litros) de diésel a 1,50 dólares y de nafta corriente a 2,10 dólares. Hace casi tres semanas, Lasso decretó un aumento de los combustibles de hasta un 12%, llevando el diésel de 1,69 a 1,90 dólares y la gasolina de 2,50 a 2,55 dólares.

El gobierno «revisará» el planteamiento de los indígenas, apuntó Iza en declaraciones por separado a la prensa después de que en octubre liderara dos días consecutivos de protestas con el bloqueo de carreteras.

«Aspiramos» a que en unos 15 días «podamos tener la respuesta» sobre el tema combustibles, agregó el presidente de la Conaie tras una extensa reunión. Los indígenas también piden evitar la explotación de recursos naturales en zonas hídricas y territorios donde habitan pueblos originarios, un asunto sobre el que tampoco hay acuerdo.

Lasso, por su parte, saludó «la actitud democrática de disposición a dialogar» y destacó que «hay tres puntos de coincidencia con las organizaciones sociales»: moratoria de créditos, precios justos y control de contrabando, y educación intercultural.

«Vamos a continuar trabajando para llegar a consensos. El diálogo es el camino para la paz y un Ecuador de oportunidades», anunció el mandatario en Twitter, sin referirse al tema de los combustibles.