El presidente Iván Duque debió retirar al funcionario de su gabinete a quien encargó asumir provisionalmente como alcalde de Medellín y cedió ante el reclamo de los sectores que apoyan al suspendido Daniel Quintero de poner en ese lugar a un integrante de su equipo de gobierno. El miércoles, Duque nombró, según la atribución que tiene en Colombia el presidente ante la suspensión de un gobernante regional, a la hasta ahora secretaria de Salud comunal, Andree Uribe.

“Es un día que el Gobierno Nacional cumple un proceso que debió haber iniciado días atrás, encarga a una persona que hace parte de este gabinete, que ha construido este plan de desarrollo bajo el liderazgo de nuestro alcalde Daniel Quintero y lleva a cabo un proceso que debió llevar tempo atrás, pero que hoy está dando su respuesta”, manifestó Uribe después del juramento. Luego tuiteó en su cuenta: “Es un honor asumir como la alcaldesa encargada. Esperamos que regrese lo más pronto posible nuestro alcalde”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La primera vuelta presidencial en Colombia ya pasó y todavía rige la suspensión aplicada por la Procuradoría contra el alcalde de una de las ciudades más importantes de país, por una supuesta falta al código electoral que impide a funcionarios manifestarse en favor de candidatos en tiempos electorales.

 Según el abogado de Daniel Quintero, el alcance del fallo de la Procuradora Margarita Cabello Blanco, una funcionaria muy ligada al uribismo y al presidente Iván Duque, está impuesto por tres meses, aunque podría cesar pasadas las elecciones, lo cual culminará tras el balotaje del 19 de junio, siempre y cuando no haya una imputación contra Quintero, quien había enviado un mensaje en sus redes aludiendo a su apoyo a Gustavo Petro. “El cambio en primera”, decía en un video filmado en su automóvil, en referencia a la voluntad del Pacto Histórico de ganar en primera vuelta, lo que no ocurrió.

Originalmente, Duque había nombrado a Juan Camilo Restrepo Gómez, un funcionario de su gobierno, quien fue recibido con un fuerte rechazo de parte del Gabinete de Quintero. La nueva designación fue muy celebrada por la comuna y por el propio Quintero.  «