El Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado suicida cometido el domingo pasado contra la catedral de San Marcos de El Cairo, en el que murieron 25 personas, según informó hoy la página web especializada SITE.

En un comunicado publicado en Internet, el grupo rebelde dijo que un atacante suicida hizo explotar su cinturón de explosivos entre los fieles y mató e hirió a 80 «cruzados».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El atacante fue identificado por el grupo como Abu Abdullah al Masri, un hombre de nacionalidad egipcia.

Las autoridades, en cambio, lo habían identificado ayer como Mahmud Shafik Mohamed Mostafa. Esta diferencia es usual ya que la milicia suele utilizar los nombres de guerra para referirse a sus combatientes y no sus nombres reales.

Al menos 25 personas murieron y 49 resultaron heridas en el atentado contra el templo ortodoxo del domingo pasado, el más grave ocurrido en Egipto contra un lugar de culto cristiano en décadas.

El «vil ataque del terrorismo» -como lo calificó el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi- golpeó a la catedral durante una misa en la que participaba un gran número de fieles, tres días después de la fiesta de la Inmaculada Concepción.

El gobierno declaró tres días de duelo.