El gobernador demócrata Gavin Newson, del estado de California, el más populoso estado de los Estados Unidos, se somete hoy a un referendo por el que podría ser destituido, 16 meses antes de cumplir su mandato, en una consulta impulsada contra las medidas restrictivas y de cuidado que adoptó frente a la pandemia.

El referendo revocatorio, que cuesta unos 280 millones de dólares, tuvo entre sus principales impulsores a republicanos furiosos con las medidas de gobierno, con el argumento de que no era necesario impedir las aulas presenciales y cerrar los negocios, afectando a los pequeños empresarios, al tiempo que miles de personas fallecían en el estado por causa del virus.

Son en su mayoría los propios republicanos quienes se postulan para suceder a Newson en caso de ser destituido, según establece la normativa. Las boletas presentan dos preguntas: la primera planea si Newson debe dejar el cargo; y la segunda, quién debería reemplazarlo hasta el fin del mandato, en enero de 2023. Su principal desafiante es Larry Elder, un locutor de radio de derecha de 69 años que ha apoyado abiertamente a Trump.

La embestida para destituir a Newson ganó fuerza al conocerse imágenes de una cena en un restaurante aparentemente ignorando sus propias normas contra el covid, lo que le valió que muchos lo tildaran de hipócrita.

El gobernador precisa ganar más del 50% de los votos para seguir en el cargo. Si no lo consigue, el candidato más votado en la segunda pregunta lo reemplazará sin importar la cantidad de votos recibidos. No obstante se espera que Newson, quien arrasó en la elección de noviembre de 2018, sobreviva a este referendo y deje sin asunto a 46 aspirantes a sucederlo.

Tras un débil comienzo, Newsom, exalcalde de San Francisco que supo habitar los medios televisivos con buenos resultados, parece encaminado a salvar el trance. El sitio de sondeos fivethirtyeight.com predijo este martes que obtendrá el 53,7% de los votos y por lo tanto el político de 53 años seguirá en el cargo.

El propio presidente demócrata Joe Biden voló el lunes a California para expresarle su apoyo y advertir a los votantes que si lo destituyen se corre el riesgo de que asuma un gobernador al estilo de Donald Trump. “Mantienen a Gavin Newson como gobernador o instalan un Donald Trump”, dijo Biden en un acto en Long Beach. 

Las urnas estarán abiertas hasta las 20 hs. locales (24 hs en Buenos Aires) y muchos electores ya votaron por correo en un estado cuya población es casi la de la Argentina: 40 millones de personas.