El Tribunal Supremo Electoral (TSE) concluyó el escrutinio definitivo de las elecciones presidenciales de Bolivia y el resultado fue aún más contundente para el candidato del MAS, Luis Arce, quien llegó al 55,1% de los votos y amplió la ventaja inicial sobre el derechista Carlos Mesa, quien obtuvo 28,83%.

También podés leer: La wiphala ganó por nocaut

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con el 100% de las actas computadas, este viernes el Tribunal Superior Electoral  presentará formalmente los resultados y declarará ganador a Arce, quien será el presidente de Bolivia por los próximos cinco años.

De acuerdo con el conteo oficial, Arce del MAS obtuvo 3.393.978 votos (55,1%), seguido de Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) con 1.775.943 votos (28,83%). Tercero se ubica Luis Fernando Camacho de la alianza Creemos con 862.184 (14%).

También podés leer: Arce renegociará los contratos de venta de gas firmados por la presidenta de facto de Bolivia y Bolsonaro

A pesar de la abultada victoria, el derechista Comité Cívico de Santa Cruz de Sierra anunció que no reconoce la victoria del MAS y no aceptarán a Arce como presidente.

El desarrollo de las elecciones tuvieron el visto bueno unánime, tanto de observadores internacionales como de los organismos locales. Sin embargo, el Comité Cívico aseguró que hubo irregularidades y amenazó con tomar “medidas de presión” si no se paraliza el cómputo oficial.

También podés leer: Federico Fagioli: «La policía boliviana me quiso meter en una camioneta sin identificación».

«No reconocemos y no aceptamos a ningún Presidente porque no estamos conformes con el acto eleccionario y con todas las irregularidades que han ocurrido con esta elección», dijo el titular de ese comité, Rómulo Calvo, en una rueda de prensa.