Un ex empleado entró a los tiros en la empresa de la que había sido despedido en abril pasado en la ciudad estadounidense de Orlando, mató a cinco de sus ex compañeros y luego se suicidó, informó este lunes el alguacil del condado de Orange, Jerry Demings.

El funcionario afirmó además que «siete de las personas que estaban en el mismo edificio sobrevivieron al ataque».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El autor de los disparos, un antiguo empleado de la firma Gerber, especializada en trabajos de carrocería y reparación de automóviles, se quitó la vida y según el alguacil «no hay indicio alguno de que perteneciera a alguna organización terrorista».

Ocurrió cerca de la sede de la universidad privada «Full Sail University», por lo que toda el área fue aislada a pesar de que la policía señaló que la situación está «contenida y estable».

El ataque se produjo una semana antes del primer aniversario de la masacre de «Pulse», el bar gay de la ciudad donde la noche del 12 de junio de 2016 Omar Mateen abrió fuego y mató a 49 personas e hirió a otras 53.