Las autoridades policiales israelíes mataron a seis palestinos en día y medio de disturbios en Cisjordania, en medio de escaladas de tensión tras varios días de protestas e incidentes por redadas desatadas por las fuerzas policiales de Israel.

Según medios palestinos citados por la agencia EFE, la última víctima fue un hombre de 45 años que falleció a causa de heridas de bala disparadas por policías israelíes. Le habrían disparado en el pecho, en la localidad de Beita, al norte de Cisjordania. Ese mismo día habían sido asesinados dos jóvenes en barrios de la ciudad de Jenín, en medio de redadas en las que los policías arrestaron a unas 20 personas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En medio de todos estos eventos murieron otras tres personas, en una de las jornadas más sangrienta de Cisjordania que lucha contra la ocupación ilegal lanzada por Israel y reconocido como una invasión por parte de la comunidad internacional. Una de las víctimas era un abogado de 34 años, defensor de palestinos arrestados y especializado en derechos humanos.

Posteriormente, se confirmó en la noche el asesinato de un muchacho de 14 años de años que recibió impactos de bala de las tropas en la aldea de Husán, cerca de Belén.

En medio de todo, decenas de videos y fotografías publicados en redes sociales dan cuenta de judíos sionistas que ingresaron a la importante mezquita de Al-Aqsa en donde realizaron rezos y rituales judíos, mientras son escoltados por policías.

La ONU tratará mañana la escalada de violencia

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá mañana a puerta cerrada para analizar la situación cada vez más conflictiva y violenta entre israelíes y palestinos en Jerusalén, informaron este lunes fuentes diplomáticas.

El pedido del cónclave fue solicitado por Francia, Irlanda, China, Noruega y Emiratos Árabes Unidos.

Una nueva escalada de enfrentamientos se saldó este domingo con más de 20 heridos alrededor de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, dos días después de que se registraran 150 heridos en otros choques.

Testigos y socorristas indicaron que una decena de palestinos resultaron heridos en los disturbios, consignó la agencia de noticias AFP.

La Media Luna Roja Palestina informó que 19 palestinos resultaron heridos, algunos por disparos de balas de goma y un hospital reportó otros siete heridos por lanzamiento de piedras en las afueras de la Ciudad Vieja.

Desde la toma y posterior anexión de Jerusalén Este por parte de Israel en 1967, algo no reconocido por la comunidad internacional, los judíos pueden acceder a la explanada en determinados momentos, pero no rezar en ella.

La oración se realiza normalmente en el Muro Occidental o de las Lamentaciones, aunque desde hace años los judíos religiosos rezan en secreto en la explanada.

Los últimos incidentes se produjeron cuando se celebraba ayer la misa de Pascua cristiana, las oraciones por Pésaj, la pascua judía, y por el mes musulmán de Ramadán en la Ciudad Vieja de Jerusalén, confluencia a veces conflictiva de las tres religiones monoteístas.

Jordania, que administra el recinto de la mezquita, culpó a Israel del agravamiento de la violencia, y el rey Abdullah II pidió al Estado judío que «ponga fin a las medidas ilegales y provocadoras que conducen a una mayor escalada».

Semanas de violencia y muerte

Este año coincidieron por las mismas fechas la celebración del Ramadán, una de las más importantes festividades de la religión musulmana; El Pésaj, que es la pascua de la religión judía, y la pascua cristiana, lo cual ha provocado fuertes tensiones entre fieles de las tres creencias en la llamada Tierra Santa, que contiene regiones consideradas como sagradas para todas ellas.

Desde el pasado 22 de marzo, al menos 40 personas han muerto en Israel y Cisjordania ocupada, en incidentes violentos y redadas policiales israelíes.

Todo comenzó con una ola de ataques hacia palestinos que desataron en un gran y desbordado incidente en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, ciudad que Palestina reclama como propia e Israel asegura que le pertenece -y nombró como capital del país durante el gobierno de Benjamín Netanyahu-. El 22 de marzo, cuatro civiles israelíes murieron en un ataque con cuchillo y un atropello en Beer Sheva. El atacante también era de nacionalidad israelí de origen beduino que fue abatido por un civil armado. El ataque fue reivindicado por el grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI)

Otro ataque a dos policías el día 27 también fue reivindicado por el EI y justo coincidió con la presencia de jefes de la diplomacia de Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Baréin, Egipto y Estados Unidos.

El 29 de marzo, cinco personas murieron en un ataque con arma de fuego en la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak, en el centro de Israel. Las víctimas fueron dos trabajadores extranjeros ucranianos, dos civiles israelíes y un policía.

Las fuerzas del orden israelíes lanzaron diversos operativos tanto en su territorio como las zonas ocupadas en Cisjordania, desplegando más de mil tropas adicionales y el primer ministro, Naftali Benet, instó a la ciudadanía a hacerse de armas de fuego y portarlas.

El 31 de marzo, dos palestinos murieron durante enfrentamientos armados con las tropas israelíes en el campo de refugiados de Jenín en la Cisjordania ocupada.

El 1° de abril, otro palestino sucumbió por disparos israelíes en Hebrón, también en la Cisjordania ocupada. Según la versión del ejército israelí, este individuo habría lanzado antes un cóctel molotov en una protesta. Al día siguiente, tres integrantes del grupo Yihad Islámica fallecieron en un operativo por parte de fuerzas de seguridad israelíes en jenín. Cuatro policías terminaron siendo heridos y uno de ellos de gravedad.

Entre el 2 y el 7 de abril se suscitaron diversos enfrentamientos entre las fuerzas israelíes ocupas y civiles palestinos, pero la policía israelí afirma que todo fue provocado por palestinos. El 9 de abril, otro palestino murió a manos de fuerzas del orden en Jenín, durante enfrentamientos armados.

El 10 de abril, dos mujeres palestinas murieron por disparos del Ejército israelí en Cisjordania ocupada en dos incidentes distintos: una de ellas estaba desarmada y la segunda intentó defenderse apuñalando a un oficial israelí.

El 11 de abril: Dos palestinos murieron por disparos del Ejército israelí en dos incidentes en Cisjordania ocupada. El 12 y el 13 fallecieron un policía israelí y tres palestinos por disparos israelíes en distintos incidentes en Cisjordania. El 14, las víctimas fueron tres palestinos durante operaciones del ejército ocupante en el norte de la región invadida.

El 15 fue una de las jornadas más violentas: más de 150 palestinos fueron heridos durante enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas, además de tres policías israelíes. Un menor palestino de 17 años murió producto de las heridas ocasionadas por disparos de las tropas israelíes durante enfrentamientos en Jenín.