El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, y su colega Bia Kicis, titular de la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara baja de Brasil, reivindicaron un acuerdo con Alternativa para Alemania (AfD), el partido de extrema derecha e islamofóbico alemán, durante una visita a Brasilia de la vicepresidenta de la fuerza germana, Beatriz Von Storch, vicelider de la AfD, primer partido de ultraderecha en ingresar, en 2017, al Parlamento alemán (Bundestag) desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.  La diputada Von Storch es nieta Lutz Graf Schwerin von Krosigk, Ministro de Finanzas de Adolf Hitler, pero esas referencias fueron obviadas en la publicidad del encuentro con Eduardo Bolsonaro y Kicis, ambos del ala ideológica más radicalizada de la ultraderecha brasileña.

“Excelente reunión con la diputada federal alemana Beatriz Von Storch, quien también es vicepresidente del partido Alternativa para Alemania. Estamos unidos por ideales de defensa de la familia, protección de fronteras y cultura nacional”, escribió Eduardo Bolsonaro, quien conduce una entidad global de derecha fundada por Steve Bannon, exgurú de la derecha estadounidense representada por Donald Trump. Por su parte, Kicis, quien comanda la comisión más importante de Diputados y participó de actos que pedían la intervención militar en la corte suprema de justicia, dijo en las redes tras recibir a su colega alemana: “Los conservadores se están uniendo para defender valores cristianos y la familia”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Gobierno de Bolsonaro tuvo varios episodios vinculados al supremacismo estadounidense y el nazismo. El último fue el del asesor internacional de Bolsonaro Filipe Martins, quien en una audiencia del Senado hizo un gesto de “W” con tres dedos haciendo un “OK”, considerada una clave entre los supremacistas blancos norteamericanos, hecho por el cual se le abrió una investigación en la Cámara alta. Entre otros, el caso más emblemático es el del exsecretario de Cultura Robero Alvim en enero de 2020, que grabó un video oficial copiando un discurso sobre “la cultura nacional heroica” del ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels.