La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, pidió hoy la liberación urgente de los manifestantes arrestados en Cuba en el marco de las manifestaciones que se suceden desde el domingo, instó al diálogo entre Gobierno y ciudadanos, y pidió el fin de las sanciones contra la isla. «Insto al Gobierno a que aborde las demandas de los manifestantes mediante el diálogo, y a que respete y proteja plenamente los derechos de todas las personas a la reunión pacífica y a la libertad de opinión y expresión», pidió Bachelet, en un comunicado reproducido por la agencia de noticias AFP.

Bachelet reiteró además su llamado al levantamiento del bloqueo estadounidense y «las sanciones sectoriales unilaterales, dado su impacto negativo en los derechos humanos, incluido el derecho a la salud». La responsable humanitaria de la ONU también pidió que se restablezca plenamente el acceso a Internet y a las redes sociales en el país, cortado el domingo por el Gobierno.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Miles de personas salieron a protestar el 11 de julio a las calles de 40 ciudades y pueblos de Cuba, castigada por el bloqueo comercial impuesto hace décadas por los sucesivos Gobiernos estadounidenses a la isla a lo que se suma la pandemia de coronavirus, que trajo la peor crisis económica en 30 años. Las protestas, que en ciertas partes continuaron el lunes, dejaron un muerto, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos.

«Estoy muy preocupada por el presunto uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes en Cuba y el arresto de un gran número de personas, entre ellas varios periodistas», dijo la exmandataria chilena. «Es especialmente preocupante que entre ellas haya personas presuntamente incomunicadas y personas cuyo paradero se desconoce. Todas las personas detenidas por ejercer sus derechos deben ser liberadas urgentemente», agregó.

Las manifestaciones, las más grandes en décadas en la isla, provocaron un primer gesto del Gobierno: la autorización para que los cubanos ingresen al país alimentos, productos de higiene y medicamentos, sin límite de valor y pago de aranceles, hasta fines de año, una medida positiva, pero insuficiente, según expresaron numerosos ciudadanos.