A última hora del sábado los contadores más confiables de infectados por el coronavirus sobrepasaron la espeluznante cifra de 4 millones de contagiados, al tiempo que el promedio de casos diarios registrados en el mundo no sólo no baja sino que hace varios días supera el registro de 80 mil diarios, fluctuante, pero en leve alza el último mes y medio.

Mientras en Europa -junto con EEUU y China, los principales epicentros- la mayoría de los países se encuentran en plena proceso de relajamiento de las medidas de confinamiento, al tiempo que los más prestigiosos científicos advierten que es muy probable que se produzca una segunda ola del virus, y que en ese caso volvería con virulencia, con una cantidad aún superior de contagios y muertes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los fallecidos en el mundo anoche eran cerca de 300 mil, mientras que sólo en EEUU se registraron más de 90 mil, con 1,3 millones de infectados. Gran Bretaña ya suma 32 mil (216 mil casos): Italia, 30 mil (218 mil) y España, 25 mil (222 mil contagiados). Brasil integra ese grupo luctuoso. Justamente, en  EEUU, Katie Miller, la vocera del vicepresidente Mike Pence, tiene coronavirus: es el segundo caso que descubren en la Casa Blanca en apenas 72 horas.

Por otra parte, la propia Angela Merkel advirtió que en su Alemania están muy atentos a esa eventual reverberación de la pandemia, y aunque advirtió que en ese caso, podrían retomar la cuarentena estricta, sigue flexibilizado las restricciones y, entre otras cuestiones, la Bundesliga de fútbol ya tiene fecha de regreso.

Aunque la “apertura” más sorprendente y abrupta es la española: desde este lunes se notará claramente en las calles de la mayoría de las ciudades, algunas de las cuales permitirá incluso las reuniones en locales de comida, siempre en un régimen de horarios establecidos. En Italia, en menor medida, ocurrirá lo mismo. En ambos países, la “buena noticia” pasa por que los fallecidos cada jornada, no superan los 200 casos…  De los países más afectados por el Covid-19 es Francia el que, si bien ingresó en un proceso de flexibilización, mantiene más medidas estrictas que sus vecinos, a pesar de que el promedio de víctimas fatales ronda los 90 diarios.

Mientras, en Japón el tema que concita el mayor interés no es el coronavirus, sino que el ministro de Defensa, Kono Taro, aseguró que su país prepara un protocolo para los pilotos de su fuerza aérea en caso de que se topen con ovnis…