La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, anunciará este martes la apertura de una investigación que constituye la primera fase de un proceso de destitución contra el mandatario Donald Trump, anunciaron medios estadounidenses.

Pelosi indicó que hará una declaración a las 17H00 locales (21H00 GMT). Citando fuentes cercanas a la líder demócrata, el Washington Post, el New York Times y la cadena NBC aseguran que dará inicio a un procedimiento potencialmente explosivo en relación a una controversial conversación entre Trump y su par ucraniano.

Trump volvió a negar las acusaciones, un duro golpe para un presidente que ha empeñado gran parte de su mandato negando acusaciones de que se benefició de acciones de interferencia electoral auspiciada por Rusia para vencer sorpresivamente a su rival demócrata Hillary Clinton en las elecciones de 2016.

Medios estadounidenses han revelado en los últimos días que un denunciante de los servicios de inteligencia de Estados Unidos elevó un informe tras sentirse alarmado por el presunto intento de Trump de presionar al líder ucraniano Vladimir Zelenski durante un llamado telefónico.

De acuerdo a CNN y otros medios, Trump trató de presionar a Zelenski amenazándolo con suspender temporalmente la ayuda militar estadounidense para Ucrania, un país al que Washington presta un vital apoyo en su enfrentamiento de décadas con Rusia.

Legisladores demócratas intensificaron hoy su reclamo para que la inteligencia y la Casa Blanca hagan público el texto del denunciante y la transcripción del llamado entre Trump y Zelenski de julio pasado, que ocurrió justo cuando el gobierno de Trump retenía 250 millones de dólares de asistencia para la ex república soviética de Europa del Este.

Los demócratas, que controlan la cámara baja del Congreso, también quieren interrogar al denunciante, cuya identidad se desconoce.

Sobre la retención de la ayuda a Ucrania, Trump admitió hoy que no quería dar dinero al gobierno de ese país si había corrupción, en comentarios que generaron aún más sospechas de que haya abusado de su cargo para presionar a Zelenski a investigar a Biden y su familia.

«Es muy importante hablar de la corrupción», dijo hoy Trump a periodistas en la sede de la ONU, donde esta semana participa del debate general de la Asamblea General.

«Si no hablas de la corrupción, ¿por qué debería dar dinero a un país que crees que es corrupto?», agregó, citado por CNN.

Ucrania es un país señalado por su corrupción, y Trump ha intentado, sin mostrar pruebas, implicar en ella a Biden y su hijo Hunter.

Hunter Biden fue nombrado directivo de una empresa de gas de Ucrania justo cuando su padre lideraba gestiones diplomáticas con Kiev, como vicepresidente del presidente Barack Obama, el antecesor de Trump.

Aunque el momento de su nombramiento despertó, incluso entonces, suspicacias, hasta ahora no ha surgido ninguna evidencia de que Biden o su hijo hayan cometido delitos.

El asunto está bajo revisión luego del informe del denunciante, que según la prensa fue elevado a mediados del mes pasado, luego de la conversación entre Trump y Zelenski del 25 de julio. Según CNN, el denunciante no tuvo conocimiento de primera mano de la conversación.

Mientras que los republicanos del Congreso han guardado silencio, los demócratas exigen detalles de la denuncia, pero el director nacional de inteligencia en funciones, se ha negado a compartir la información, invocando privilegios presidenciales.

El líder de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió hoy por carta al líder republicano de la cámara, Mitch McConnell, investigar el asunto.

«Ante este grave aviso y ante los esfuerzos de la administración Trump por encubrirla, el Senado que lideran los republicanos se ha mantenido en silencio y sumiso, rehuyendo la obligación constitucional de supervisión de esta institución», escribió Schumer.

Pero los demócratas están divididos sobre un jucio político a Trump.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, ha resistido llamados a someter a Trump a juicio político por otras denuncias previas, argumentando que los republicanos, que han cerrado filas en torno al presidente, casi seguro impedirán un juicio político en el Senado, precisamente la cámara donde tienen mayoría.

Sin embargo, ayer dijo que los funcionarios del gobierno que sigan negando información al Congreso sobre el tema de Ucrania estarán incurriendo «en un nuevo y grave capítulo de rebeldía que nos llevará hacia una etapa de investigación completamente nueva».