Un mes después de haberle interpelado por Twitter, Rihanna se reunió durante más de una hora este miércoles con el presidente francés Emmanuel Macron, en “un encuentro increíble”, según la estrella, que le pidió financiación para la Asociación Mundial para la Educación, un fondo humanitario del que es embajadora.

Todo empezó con un tuit. El 24 de junio, Rihanna, una de las mayores estrellas mundiales, publicó en su cuenta de Twitter, donde tiene 75 millones de seguidores: “Buenos días, @EmmanuelMacron, ¿Francia se va a comprometer con el Fondo por la Educación?”. También había lanzado mensajes parecidos dirigidos al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, al presidente argentino, Mauricio Macri, y a Steffen Siebert, portavoz de Angela Merkel.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A diferencia de Macron, Mauricio Macri no le brindó una respuesta precisa sino que aprovechó el revuelo que se había armado para promocionar la campaña de Esteban Bullrich, quien busca convertirse en senador por la provincia de Buenos Aires después de abandonar el Ministerio de Educación.

La reunión

“Tuve un encuentro absolutamente increíble con el presidente y la primera dama, fueron increíblemente hospitalarios con nosotros” explicó a la salida de la reunión la cantante, oriunda de Barbados, que defiende varias ONGs y que fue nombrada por Harvard personalidad humanitaria del año. “Su liderazgo me ha inspirado e impresionado mucho”, declaró.

“Hablamos de educación desde un punto de vista global. Tendremos grandes anuncios en septiembre y actuaremos más en África en octubre”, precisó, refiriéndose al fondo humanitario. “Es el año de la educación”.

El presidente francés confirmó que quería aumentar la ayuda francesa al desarrollo hasta el 0,55% del PIB antes del fin de 2022, es decir, unos 3.000 millones de euros más que los 9.400 millones actuales. Pero, para 2017, el Gobierno quiere reducir en casi 140 millones esta ayuda.