En una videoconferencia realizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Marisa Herrera, candidata a integrar el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de la ONU, defendió hoy su postulación ante las representaciones Permanentes ante las Naciones Unidas. La actividad encabezada desde la Cancillería por el jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves, contó con la alocución de la representante permanente de nuestro país ante la ONU, María del Carmen Squeff, y la ministra de las Mujeres Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

“La postulación de nuestra candidata Marisa Herrera para la CEDAW no es una candidatura más, sino que es un aporte adicional a la comunidad internacional y a las posturas universales en materia de ampliación de derechos y de igualdad de género”, aseguró Chaves. Enfatizó: “Les pido que acompañen la posición argentina porque en función de la tradición que nuestro país tiene en la materia, se los garantizo, nuestra representante, la doctora Marisa Herrera, va a hacer un aporte excepcional. Hemos asumido un compromiso ante la comunidad internacional en la defensa y la promoción, sin ningún tipo de condicionamiento, de los derechos humanos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La reunión contó con la Intervención de Marisa Herrera y un conversatorio entre la candidata argentina para integrar el Comité CEDAW y la embajadora María del Carmen Squeff, así como un espacio para preguntas de los representantes de las naciones que integran la ONU. Durante la jornada, Herrera recordó que “la última argentina que integró el Comité estuvo en el periodo 1999-2002, hace 20 años” y que la Argentina “es pionera en la conquista de derechos humanos y en lo que tiene que ver con una igualdad sustantiva de género”.

“Soy una académica de territorio; no solamente de escritorio”, manifestó Herrera. La candidata argentina mencionó los trabajos de campo que realizó para ver “cómo las leyes pueden dar respuestas reales a las problemáticas sociales de las personas” y destacó que “la CEDAW es la ley de leyes, la gran ley que tenemos a nivel internacional como paraguas para todos los países”.

Sostuvo además que “un dato no menor es que América Latina es la región más desigual del mundo y no es un dato menor cuando hablamos de desigualdad de género. Por tanto creo que el Grulac (Grupo de Países de América Latina y el Caribe), y en especial la región, debe tener su representación en el comité de la CEDAW, porque le va a poder brindar esa vivencia de lo que tiene que ver con las desigualdades reales que se sufren en la región. Hoy en el Comité hay sólo tres representantes del GRULAC, de la cuales 2 son del Caribe y una sola es de Latinoamérica”.