Dos nuevos sospechosos, ambos menores, fueron arrestados en el marco de la causa por el asesinato a golpes de un joven homosexual en Galicia, elevando a seis las detenciones por este caso que ha conmocionado al país, anunció este viernes la policía. Al mismo tiempo, los tres varones mayores de edad detenidos por la paliza mortal a Samuel Luiz el pasado sábado en la ciudad española de A Coruña fueron enviados a prisión, según informó el Tribunal Superior de Justicia gallego.
“Dos nuevas detenciones, ambos menores de edad y de nacionalidad española, relacionadas con el homicidio de #Samuel, lo que eleva a seis la cifra de arrestados hasta el momento”, tuiteó la Policía Nacional este viernes.
Los arrestos se producen un día después de que una cuarta persona, de entre 20 y 25 años, fuera detenida el jueves, y de los primeros arrestos de tres jóvenes –dos chicos y una chica– el martes como presuntos autores del crimen de Luiz, un auxiliar de Enfermería de 24 años asesinado el sábado pasado.
Según explicó entonces la policía, los cuatro primeros detenidos eran amigos entre ellos y no conocían de antes a la víctima. Samuel Luiz fue encontrado inconsciente por los golpes sufridos cerca de una discoteca en el paseo de Riazor.
Los servicios de socorro intentaron reanimarlo durante horas, pero finalmente falleció el sábado por la mañana.
La investigación continúa y el caso se mantiene bajo secreto de sumario. El joven, de padre brasileño y nacido en Brasil, fue golpeado en la calle por una “jauría humana” a lo largo de 200 metros y, de acuerdo con los primeros elementos de la autopsia, falleció por un traumatismo craneoencefálico grave causado por una patada en la cabeza, indicó la prensa local.
Su padre, Maxsoud Luiz, indicó al canal español Antena 3 que su hijo se encontraba con tres amigas en el momento del suceso.
El crimen desató una ola de indignación en España y suscitó manifestaciones de repulsa en Madrid, Barcelona y La Coruña, justo cuando se acababa de celebrar la semana del Orgullo LGTB. Nuevas movilizaciones están previstas para este fin de semana.
Su círculo más cercano asegura que los agresores actuaron por pura homofobia y lo agredieron a gritos de “maricón”, pero la policía aún no caratula el caso como un crimen de odio por razones sexuales. Los investigadores argumentan que, aparte de los insultos homófobos, se produjeron otros de otro tipo en el transcurso de la paliza mortal.
“La jueza (a cargo de la instrucción del sumario) ha acordado el ingreso en prisión de los tres detenidos por entender que existe riesgo de fuga y posibilidad de alteración o destrucción de pruebas”, dice el comunicado enviado a los medios en relación con los mayores implicados en el homicidio.
Una cuarta detenida, mayor de edad, había sido puesta en libertad mientras que los últimos dos sospechosos apresados continuaban alojados en sede policial.
“Justicia para Samuel. Homofobia y fascismo son lo mismo”, estaba escrito en una gigantesca pancarta que portaban los manifestantes que el lunes marcharon a la Puerta del Sol, de Madrid, en reclamo de “Justicia para Samuel”. «

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE