Con manifestaciones masivas, muestras artísticas y ollas comunitarias en todo el país, Colombia conmemoró un año del paro nacional de 2021, que dejó 84 muertos y más de 900 heridos por las fuerzas policiales.

Solo en Bogotá, este jueves hubo al menos 16 concentraciones de las que participaron poco más de dos millares de personas y que no afectaron la movilidad pública, según informó el secretario de Seguridad de la ciudad, Aníbal Fernández de Soto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El único incidente de cierta significación se produjo en la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional, donde manifestantes fueron reprimidos por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

La CUT, una de las organizaciones sociales que conforman el Comité Nacional del Paro, aclaró en Twitter que no se movilizó e invitó a marchar el próximo domingo, Día de las y los Trabajadores.

El presidente de la CUT, Francisco Maltés, afirmó en un video difundido en redes sociales que el estallido “puso en evidencia los graves problemas sociales que afectan a Colombia, donde se demostró que este gobierno del presidente Duque privilegia la represión sobre el diálogo”.

“Una de las grandes victorias del estallido social ha sido poner en el centro del debate una agenda social sobre los grandes problemas que tiene Colombia”, agregó Maltés, según la agencia de noticias Sputnik.

En las protestas iniciadas hace un año murieron 84 personas y hubo más de 900 heridos, 110 mutilaciones oculares, 100 casos de violencia sexual, que alcanzaron en su mayoría a mujeres, dijo a Télam Alberto Yepes, de la Coordinadora por los DDHH colombiana.

El dirigente agregó que también hubo agresiones a unos 300 periodistas y 350 activistas de derechos humanos.

La ola de protestas tuvo su epicentro en la ciudad de Cali, con fuerte protagonismo de jóvenes de los barrios más pobres, que denunciaron una histórica falta de oportunidades para poder educarse y acceder a empleos formales.