El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo este miércoles que espera que Estados Unidos vaya hacia «otro tipo de relación» con la región, al hablar con la prensa en la Cumbre de las Américas en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, que canceló su participación debido a la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua, y no negó que exista la posibilidad de que se realice una Contracumbre.

En un breve encuentro con los medios de comunicación tras su llegada a Estados Unidos, Ebrad reafirmó que la relación bilateral entre López Obrador y su homólogo Joe Biden se encuentra en los mejores términos, informó AFP.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La relación con el presidente Biden es buena, yo diría muy buena, y tiene una invitación el presidente (López Obrador) para ir a Washington en julio, entonces, no podemos estar de acuerdo con todo, pero la relación bilateral es muy buena y va a seguir siendo muy buena”, afirmó el diplomático mexicano.

No obstante, ratificó la postura mexicana al señalar que la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua es un “error estratégico” ante la nueva realidad que vive el continente.

“Consideramos que es un grave error y que nadie tiene derecho a excluir a otros. No aceptamos el principio de intervención, la de definir arbitrariamente quién viene y quien no viene”, expresó.

«No invitar a tres países no diría que es una falta de respeto, pero es algo muy polémico», dijo Ebrard a periodistas. «Varios países lo mencionaron en la reunión de cancilleres porque ya se había discutido hace diez años en Cartagena de Indias, y se llegó a la declaración de ‘vamos a invitar'», agregó el jefe de la diplomacia mexicana.

Washington excluyó a los tres países argumentando «no tratarse de gobiernos democráticos».

Asimismo, Ebrard negó que exista la posibilidad de que se realice una Contracumbre de las América encabezada por Argentina, ya que dijo que lo que sabe es que sólo se trataría de una cena entre el presidente Alberto Fernández, que comparte su postura con López Obrador sobre las invitaciones a la cumbre.

“No es un evento que vaya a ocurrir, que yo sepa, y probablemente se derivó de una cena que querían organizar los argentinos, pero hasta ahora no la tengo confirmada, pero, desde luego, una Contracumbre no la veo aquí”, señaló.

Además, Ebrad afirmó que “La OEA está agotada” y planteó que el orden interamericano tiene que ser reformado.

El canciller indicó que el gobierno mexicano propone reformar el orden interamericano, pues la Organización de los Estados Americanos (OEA) está rebasada frente a las condiciones que se viven actualmente, como lo demuestra “el vergonzoso papel que tuvo en el reciente golpe de Estado en Bolivia”, afirmó.

La decisión del presidente de México, de no asistir a la Cumbre de las Américas en defensa de Venezuela, Cuba y Nicaragua ha desatado múltiples reacciones.

El senador por Florida e integrante del partido Republicano, Marco Rubio, expresó su felicidad con la ausencia del mandatario mexicano a través de su cuenta oficial de Twitter. “Me alegra ver que el presidente mexicano, que ha entregado secciones de su país a los cárteles de droga y es un apologista de la tiranía en Cuba, de un dictador asesino en Nicaragua y de un narcotraficante en Venezuela no estará en EE.UU. esta semana”, declaró.

A esto López Obrador respondió retando a Rubio a presentar pruebas de sus relaciones con narcotraficantes y convocó a los mexicanos residentes en Estados Unidos a no votar «a quienes los maltratan».