Una nueva empresa militar manejará en México grandes construcciones emblemáticas del país y algunos aeropuertos de áreas turísticas. De este modo, las Fuerzas Armadas custodiarán “el patrimonio de todos los mexicanos”, tal como anunció el presidente Andrés López Obrador en una conferencia de prensa.

«Todo esto que estamos haciendo queremos que lo puedan heredar las nuevas generaciones, por eso se tomó la decisión de crear una empresa que se llama Olmeca, Maya Mexica», destacó López Obrador en el acto por el Día de la Fuerza Aérea Mexicana. La decisión va en sintonía con lo anunciado la semana pasada, sobre la creación de una empresa estatal para la explotación del litio, incluida en la propuesta oficial de reforma eléctrica como un recurso natural estratégico del país y muestra la intención del mandatario de potenciar al Estado como gran impulsor de la economía y la producción.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

AMLO destacó desde la base militar Santa Lucía, la principal del país, que la primera misión de la flamante empresa será administrar el aeropuerto internacional en esa instalación aeronáutica, que será rebautizada «Felipe Ángeles», en honor a un general de la Revolución Mexicana.

La corporación militar tendrá mando sobre el nuevo aeropuerto que se construye cerca del sitio arqueológico maya de Tulum, enclavado en un acantilado de la península de Yucatán, frente al mar Caribe. Los jefes castrenses también administrarán los aeropuertos de Chetumal, el aeropuerto de Palenque y el Tren Maya en esa región del sudeste del país. La idea es que con las utilidades de esa nueva empresa, el gobierno refuerce el pago de pensiones a militares y mantenga grandes proyectos de infraestructura.

«Se está trabajando para el desarrollo de México y lo estamos haciendo gracias a la colaboración de las Fuerzas Armadas, sin retórica, sin demagogia», afirmó el presidente.

Los militares también ejecutaron el plan nacional de vacunación y participaron de acciones político-diplomáticas, como «el rescate del presidente de Bolivia Evo Morales», a finales de 2019, cuando fue derrocado.

López Obrador afirmó que habría sido difícil enfrentar la crisis sanitaria y económica «sin el apoyo de las secretarías de Defensa y Marina».

La oposición cuestiona la extensión progresiva del rol de los militares, a quienes el presidente les dio protagonismo en el Congreso en la apertura del período de sesiones, cuando entraron por primera vez en la historia efectivos de las FF AA y una banda castrense. «